Desde la nada

CONÓCENOS

En el principio, el universo estaba desordenado, vacío, pero una sola palabra de Dios bastó para que todo fuera creado. No importa lo caótico que parezca todo a nuestro alrededor, si declaramos las palabras correctas, todo mejorará ya que la nada es el mejor punto de partida para lograrlo todo. Mucha gente sale de la iglesia con la unción del Espíritu Santo pero no renueva su vocabulario y su manera de ver el futuro, no declara la Palabra de Dios. Los cielos y la tierra pasarán,[1] pero no su Palabra.[2] Por eso no importa cuánto llegues a perder en la vida, no importa si estás en la nada, lo importante es que no pierdas la Palabra del Señor en tu corazón ya que es la materia prima para generar, desarrollar y dar forma a todo.

Podría sonar extraño, pero Dios también ha perdido. Perdió a Adán[3] y perdió a la humanidad al darle libre albedrío porque lo usó para hacer el mal,[4] sin embargo, envió a Jesús, el postrer Adán, para recuperarlo; y aunque se perdió toda la humanidad en el tiempo de Noé,[5] había mandado a hacer un arca y por eso aquí estamos de nuevo. Vemos, por lo tanto, que en la Biblia se habla de muchas cosas que se han perdido, pero Dios lo ha recuperado todo.[6] Él le da fuerza a quien no las tiene y recupera con creces lo que se ha perdido. Si te han robado, bendice a quien lo ha hecho y nuestro Padre se encargará del resto.

Podríamos estar en la nada por varias razones. Una de ellas es venir prácticamente de la nada, desde nuestro nacimiento, pero incluso de allí ha levantado Dios a muchos. Gedeón se preguntaba con qué salvaría al pueblo de Israel[7] cuando la pregunta no era “¿Con qué?” sino “¿Con quién?”[8] Si estás con el Señor, podrás lograr aún más de lo que logró Gedeón.

Ahora bien, no es lo mismo venir de la nada que estar en la nada por voluntad propia, ya que también podrías estar en la nada si decidiste despojarte del miedo y dejarlo todo por atender el llamado de Dios en un acto de fe total[9] que Él siempre recompensa con creces.[10] Por ejemplo, nadie piensa en diezmar cuando no tiene nada excepto las personas de fe. Para Abraham fue difícil tener un hijo que, por amor a Dios, estuvo dispuesto a entregar. La consecuencia fue que su descendencia se expandió por toda la tierra. Su fe y confianza en Dios obtuvo abundante recompensa.

Otra situación en la que podrías estar en la nada es cuando te obligan porque te lo quitan todo. Sin embargo, vale la pena recordar que en ese caso, Dios es capaz de devolvernos hasta siete veces más. En la nada también podrías recibir revelación de Dios. Jacob no menospreció ni siquiera las piedras que le sirvieron de cabecera, con las cuales pudo descansar y tener un sueño revelador.[11] ¡Jamás menosprecies lo que creas que no sirve porque el Señor podría bendecirte a partir de eso! Una piedra fue la almohada de Jacob, pero el sueño que tuvo fue más poderoso que la incomodidad de dormir sobre ella. No confíes en tus recursos sino en tu fe. Si tu situación actual no es la ideal, no te enfoques en ella, más bien duerme en paz, confiando en nuestro Padre. Las quejas nos alejan de las bendiciones, así que no olvides declarar palabras de bien porque de esa forma Dios te bendecirá y multiplicará. Bendice lo poco o nada que tengas porque es suficiente en las manos de Dios para lograrlo todo. Las quejas son señal de incredulidad para el Señor. Deja ese lenguaje negativo y comienza a declarar Sus promesas. ¡Serás de los que salieron de la nada por la Palabra que confesaron con fe!


[1] 2 Pedro 3:10-13: Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas. Puesto que todas estas cosas han de ser deshechas, ¡cómo no debéis vosotros andar en santa y piadosa manera de vivir, esperando y apresurándoos para la venida del día de Dios, en el cual los cielos, encendiéndose, serán deshechos, y los elementos, siendo quemados, se fundirán! Pero nosotros esperamos, según sus promesas, cielos nuevos y tierra nueva, en los cuales mora la justicia.

[2] Mateo 24:30-35: Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria. Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro. De la higuera aprended la parábola: Cuando ya su rama está tierna, y brotan las hojas, sabéis que el verano está cerca. Así también vosotros, cuando veáis todas estas cosas, conoced que está cerca, a las puertas. De cierto os digo, que no pasará esta generación hasta que todo esto acontezca. El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.

[3] Génesis 3:24: Echó, pues, fuera al hombre, y puso al oriente del huerto de Edén querubines, y una espada encendida que se revolvía por todos lados, para guardar el camino del árbol de la vida.

[4] Génesis 6:5-6: Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal. Y se arrepintió Jehová de haber hecho hombre en la tierra, y le dolió en su corazón.

 Génesis 6:5-6: Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal. Y se arrepintió Jehová de haber hecho hombre en la tierra, y l

[6] Lucas 19:10: Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido.

[7] Jueces 6:15: Entonces le respondió: Ah, señor mío, ¿con qué salvaré yo a Israel? He aquí que mi familia es pobre en Manasés, y yo el menor en la casa de mi padre.

[8] Jueces 6:16:  Jehová le dijo: Ciertamente yo estaré contigo, y derrotarás a los madianitas como a un solo hombre.

[9] Lucas 9:1-3: Habiendo reunido a sus doce discípulos, les dio poder y autoridad sobre todos los demonios, y para sanar enfermedades. Y los envió a predicar el reino de Dios, y a sanar a los enfermos. Y les dijo: No toméis nada para el camino, ni bordón, ni alforja, ni pan, ni dinero; ni llevéis dos túnicas.

[10] Génesis 22:14-17: Y llamó Abraham el nombre de aquel lugar, Jehová proveerá.[a] Por tanto se dice hoy: En el monte de Jehová será provisto. Y llamó el ángel de Jehová a Abraham por segunda vez desde el cielo, y dijo: Por mí mismo he jurado, dice Jehová, que por cuanto has hecho esto, y no me has rehusado tu hijo, tu único hijo; de cierto te bendeciré, y multiplicaré tu descendencia como las estrellas del cielo y como la arena que está a la orilla del mar; y tu descendencia poseerá las puertas de sus enemigos.

[11] Génesis 28:10-16: Salió, pues, Jacob de Beerseba, y fue a Harán. Y llegó a un cierto lugar, y durmió allí, porque ya el sol se había puesto; y tomó de las piedras de aquel paraje y puso a su cabecera, y se acostó en aquel lugar. Y soñó: y he aquí una escalera que estaba apoyada en tierra, y su extremo tocaba en el cielo; y he aquí ángeles de Dios que subían y descendían por ella. Y he aquí, Jehová estaba en lo alto de ella, el cual dijo: Yo soy Jehová, el Dios de Abraham tu padre, y el Dios de Isaac; la tierra en que estás acostado te la daré a ti y a tu descendencia. Será tu descendencia como el polvo de la tierra, y te extenderás al occidente, al oriente, al norte y al sur; y todas las familias de la tierra serán benditas en ti y en tu simiente. He aquí, yo estoy contigo, y te guardaré por dondequiera que fueres, y volveré a traerte a esta tierra; porque no te dejaré hasta que haya hecho lo que te he dicho. Y despertó Jacob de su sueño, y dijo: Ciertamente Jehová está en este lugar, y yo no lo sabía.

TEMAS RELACIONADOS

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Las Huellas del Amor

Pastor Cash Luna

El pecado ha dejado sus marcas y heridas en mucha gente y en nuestra sociedad, pero el amor puede sanarlas. Jesús también vino a dejar su huella en este mundo y nadie ha dejado ninguna tan grande.

Las 3 llaves del Reino

Pastor Hugo López

Dar, orar y ayunar son instrumentos poderosos para recibir bendición. Las recompensas vienen cuando utilizas estas llaves para abrir las puertas de los cielos.

Con ojos llenos de aprecio

Pastor José Putzu

Deseo llevarte a que comprendas algo, quedaras cargado de aprecio. Tus ojos van a ser cambiados, al igual que tu corazón.