Natural, espiritual y sobrenatural

CONÓCENOS

La vida de los cristianos se fundamenta en la fe en Dios y en Su Palabra que  nos enseña a creer en lo sobrenatural, porque nuestro Padre y Creador lo es. A pesar de lo que otros digan, nosotros sabemos que la fe nos abre el entendimiento a esa nueva dimensión más allá de lo natural, y debemos comprender que las personas que no han aprendido sobre nuestra fe, no pueden entendernos, por lo que a veces nos llaman absurdos, ridículos o ignorantes. Quien tiene fe en Dios, tiene acceso a un entendimiento más profundo del mundo y de la vida. La fe provoca que comprendamos que todo fue hecho a partir de la Palabra de Dios[1]. Por lo tanto, es una verdad innegable que hay muchas cosas que existen, pero que no podemos ver con nuestros ojos naturales.

 

La creación de la tierra fue por medio de la Palabra de Dios, quien dijo y todo fue hecho, es decir que para Él decir y hacer es lo mismo[2], ya que Su Palabra tiene el poder de crear y de transformar el universo, la realidad y todo cuanto existe, incluyendo nuestra vida. Cuando el Señor creó los animales le habló a la tierra, pero cuando hizo al hombre se habló a sí mismo[3]. Nuestro ser salió de Dios, por lo que al morir, nuestro cuerpo vuelve a la tierra, pero nuestro espíritu vuelve al Padre, quien lo creó. Todo lo que vemos surgió de lo que no vemos, el poder de nuestro Creador y Padre se hace visible a través de todo lo que ha creado y que podemos apreciar, así que es importante comprender que hay fuerzas invisibles que existen y que están a nuestro favor, si tenemos fe. ¿Puedes aceptar esta verdad que nos regala una identidad como hijos del ser más poderoso?

 

Otra verdad que creemos por fe es que Jesús es el Verbo, la Palabra, por lo que Él, desde siempre, ha estado junto al Padre e intervino en la creación ya que ellos son uno con el Espíritu Santo[4]. Por lo tanto, vemos que para los cristianos, la palabra es poderosa y debemos hacer correcto uso de la impresionante capacidad de nuestra boca. ¡Cuida lo que hablas, ya que lo que decimos se cumple! Como hijos de Dios somos un pueblo fuerte porque nuestro Padre es fuerte. Comprendamos que en Su omnipotencia y por Su gracia, Dios es capaz de darle todo a quien le da la gloria a Él. ¡Esta es una verdad sobrenatural que debe orientar nuestro pensamiento y nuestras acciones! Es muy común la pregunta: “¿A qué se dedica tu papá?”, pues nosotros podemos responder: “Mi Papá se dedica a crear”. Así que si le pides algo que no existe, ¡Él puede crearlo!

 

Sobrenatural significa algo que no es natural, que está por sobre lo natural. Cuando pensamos en algo sobrenatural, inmediatamente vienen a nuestra mente los milagros de Jesús, quien sanó enfermos, caminó sobre el agua y convirtió esa agua en vino, pero debemos caer en la cuenta de que todos esos elementos, el agua, las personas, la vida misma, fueron creados sobrenaturalmente por Dios, así que la naturaleza de todo lo que existe es sobrenatural. ¿A quién temeremos, si somos hijos del Dios que creó todo de la nada? ¡Nuestro Padre es sobrenatural! Entonces, ¿por qué te empeñas es darle crédito solamente a lo que ves? Descubre que tú también eres sobrenatural, tu vida es un milagro y lo más emocionante es que has heredado de tu Padre esa inquietud por crear, por eso es que constantemente buscamos retos y tenemos iniciativa para desarrollar proyectos. No te detengas y dedícate a crear, porque hacerlo es parte de tu naturaleza divina.

 

Todas tus habilidades vienen contigo desde el nacimiento, pero al nacer de nuevo como hijo de Dios, como un ser consciente de su dimensión espiritual[5], descubres más aún tu potencial y desarrollas la fe para sacarle provecho. Esta verdad sobrenatural debería ser suficiente para no sentirte rechazado y menospreciado. ¡Acepta y cree en tu identidad como hijo del Creador, coheredero con Jesús! Por supuesto que vendrán dudas y situaciones en contra porque Satanás se esfuerza por distraerte, por convencerte de que eres débil, ya que eso le otorga ventaja. Si los hijos de Dios no asumen su identidad, el mundo queda a merced de quien solo viene a engañar y destruir. Vence esos temores, no permitas que la fuerza invisible del diablo te gane la batalla por obtener tus bendiciones. Lucha por cambiar tu pensamiento y cambiará tu conducta. Dios nos creó y nos dio autoridad para poseer, sojuzgar y hacer producir la tierra, si hubiera querido que fuéramos seres etéreos y nebulosos, así habría sido, pero nos dio cuerpo porque tenemos un propósito qué cumplir. Nuestro Creador quiere que comprendamos que todo en el mundo fue hecho para revelar Su divinidad y Su poder a partir de Su Palabra que vive y permanece para siempre[6]. No desperdicies tu capacidad sobrenatural para decir y hacer conforme a la voluntad de tu Padre.

 

Que ya no te sorprendan las manifestaciones sobrenaturales del poder de Dios, porque ya comprendiste que tú mismo eres sobrenatural. Por ejemplo, la manifestación de la unción del Espíritu Santo sobre un cuerpo muchas veces sorprende, pero no me explico por qué, si sabemos que físicamente reaccionamos a lo que entra en nuestro sistema. ¿Acaso no nos dormimos cuando nos anestesian o no sentimos más energía cuando tomamos alguna bebida estimulante? Por supuesto que cada cuerpo reacciona de forma diferente, justo como sucede con la unción del Espíritu que hace caer a unos y reír a otros. ¿Por qué nos sorprende una sanidad que viene del Espíritu de Dios actuando en el cuerpo y no nos sorprende el maravilloso sistema inmunológico que nos dio? Ambos son sobrenaturales. ¿Acaso vemos el aire? Claro que no, pero sabemos que existe, que mueve los árboles, que lo respiramos para obtener oxígeno y vivir. Aprende a moverte en la dimensión sobrenatural así como te mueves en la dimensión natural, ya que esa disposición te prepara a recibir mucho más de parte de tu Padre, el Creador de lo que ves y de lo que no ves. ¡Hoy se abre una época de nuevas experiencias sobrenaturales para tu vida!

 

Cree porque verás grandes maravillas en tu familia, en tus hijos y en todas las áreas de tu existencia. Verás la mano sobrenatural del Señor obrando en ti y en todo lo que emprendas. Verás Su eterno poder invisible manifiesto en todo lo que te rodea. Recíbelo con los brazos y el corazón abiertos porque nuestro Padre y Creador anhela darte gozo que sobrepasa todo entendimiento.

 

Versículos de Referencia:

[1] Hebreos 11:3 dice: Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía.

[2] Génesis 1:1-11 enseña: En el principio creó Dios los cielos y la tierra. Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas. Y dijo Dios: Sea la luz; y fue la luz. Y vio Dios que la luz era buena; y separó Dios la luz de las tinieblas. Y llamó Dios a la luz Día, y a las tinieblas llamó Noche. Y fue la tarde y la mañana un día. Luego dijo Dios: Haya expansión en medio de las aguas, y separe las aguas de las aguas. E hizo Dios la expansión, y separó las aguas que estaban debajo de la expansión, de las aguas que estaban sobre la expansión. Y fue así. Y llamó Dios a la expansión Cielos. Y fue la tarde y la mañana el día segundo. Dijo también Dios: Júntense las aguas que están debajo de los cielos en un lugar, y descúbrase lo seco. Y fue así. Y llamó Dios a lo seco Tierra, y a la reunión de las aguas llamó Mares. Y vio Dios que era bueno. Después dijo Dios: Produzca la tierra hierba verde, hierba que dé semilla; árbol de fruto que dé fruto según su género, que su semilla esté en él, sobre la tierra. Y fue así.

[3] Génesis 1:26-27 dice: Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra. Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.

[4] Juan 1:1-3 comparte: En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. Este era en el principio con Dios. Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho.

[5] Juan 3:3-7 recuerda: Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios. Nicodemo le dijo: ¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer? Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios. Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu,[a] espíritu es. No te maravilles de que te dije: Os es necesario nacer de nuevo.

[6] 1 Pedro 1:23 explica: Siendo renacidos, no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la palabra de Dios que vive y permanece para siempre.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Dios hace algo nuevo

Ottoniel Font

¡No traigas a la memoria lo pasado, porque lo nuevo será hecho!

El poder de una ofrenda

Pastor Cash Luna

Jesús fue ofrenda por nuestra salvación; ahora nos corresponde ofrendar por la salvación de nuestra tierra.

La oración efectiva

Sonia Luna

En el momento de tu oración, hay dos grandes fuerzas opuestas, la del bien y la del mal, ¿de qué lado quieres estar?