Se busca hombre para un hogar II

CONÓCENOS

Relacionarnos en familia es vital para nuestra vida. Por supuesto que todas las familias enfrentan dificultades, pero debemos aprender a superarlas juntos. Y para lograrlo, un hogar necesita a un líder, un hombre de Dios con ciertas características.

Cuando el siervo de Abraham buscó esposa para Isaac y encontró a Rebeca, le habló sobre la situación económica de la familia de su futuro esposo para que ella supiera que no le faltaría nada1, porque ellos eran bendecidos por Dios, hombres que meditaban en la Palabra, esforzados y valientes. Para casarse, no es necesario que tengan mucho dinero, pero las jovencitas deben ser sabias y determinar si el pretendiente tiene las virtudes de un hombre capaz de salir adelante. Es importante ver si es responsable, si cumple su palabra y si honra a su familia, ya que en el matrimonio no se vive de florecitas y cartas de amor, sino de compromiso. El romanticismo se alimenta de responsabilidad. Un esposo debe proveer para su casa y la esposa debe atender a su esposo; ambos deben cumplir con sus obligaciones para que el amor y la pasión se mantengan, de lo contrario, se esfumarán.

Proveer para la familia es tan importante que la Palabra lo deja muy claro cuando Pablo explica a qué viudas era necesario ayudar. Él dijo que las que tenían parientes vivos debían ser sustentadas por los suyos, así que quien no provee para su familia es catalogado como alguien peor que un incrédulo2. Esa es la perspectiva bíblica para la economía de un hogar. Por lo tanto, los varones debemos esforzarnos para sostener económicamente a nuestra familia.

Todos anhelamos ser escuchados por Dios, y Jesús nos dio el regalo de poder acercarnos al trono de la gracia para recibir oportuno socorro3. Sin embargo, de cada uno depende aprovechar ese regalo y lograr que el Señor atienda a nuestras palabras. Y en esta cuestión, la relación con nuestra esposa es determinante. La Palabra asegura que los hombres deben dar honor a su mujer y aprender a vivir sabiamente con ella para que sus oraciones sean escuchadas4. ¡Dale a tu esposa la importancia que tiene y que Dios le ha dado! Ella es coheredera de la gracia, es decir que también la ha recibido, no por casarse contigo, sino mucho antes, así que merece tu respeto y amor. De esta forma es como el Padre protege a Sus hijas. ¡El Señor solo presta atención al hombre que sabe honrar a su mujer!

Por supuesto que se necesitan toneladas de sabiduría para vivir con una mujer, pero al ser hechos como complemento, ella te brinda balance porque es tu ayuda idónea. Claro que habla mucho, es sensible y necesita que la hagas sentir amada, ¡por eso es mujer y debes aprender a vivir con ella! Te casaste no solo para dormir con ella, sino para amarla, sustentarla y formar una familia. Tu esposa no es como un accesorio cuando no estás con tus amigotes.

Mujer, date tu lugar, analiza si ese hombre quiere vivir contigo o solo quiere acostarse contigo. El hombre que te ama debe darte honor como vaso más frágil, ¡así lo dice la Palabra! Toma en cuenta que también debes hacer tu parte, debes honrar a tu esposo porque si lo respetas y tratas como a un rey, instantáneamente tú te conviertes en una reina. Ambos deben amarse y respetarse para que el Señor los escuche.

Las mujeres deben comprender que no son iguales a los hombres, son bellas creaciones de Dios, son complemento, fuertes y con gran influencia. Permitan que el varón aprecie su femineidad para que las honren como merecen. Hombre, enamora una mujer que está convencida de su papel femenino, de esa forma, ella provocará que reveles lo mejor de tu hombría y formarán una familia sólida en el Señor.

Ciertamente la mujer debe sujetarse a su esposo, pero la Palabra es detallista en explicar bajo qué circunstancias. Un hombre debe cuidar el corazón de su esposa, ser cariñoso y darle lo que necesita. Nunca ser áspero5. No la llames “vieja” o “gorda”, dile “linda” y “princesa”. Si dejas de ser indiferente o grosero, te aseguro que tu esposa será más cariñosa y serán felices.

Además, el Señor pide que nos apartemos de la fornicación y busquemos la santidad para evitar Su venganza. Sabemos que nuestro Padre nos ama y que es misericordioso, pero imagina cuán terrible es la fornicación y la infidelidad para que provoquen la venganza del Señor6. Si tu esposa es hija de Dios, entonces ¡Él es tu suegro! Así que no lo hagas enojar. Como marido y mujer, cierren el círculo de amor en su familia. Aléjense de los momentos de tentación y provocarán la bendición de Dios, no Su enojo. Varón, si te comprometes con una mujer, descubre su valor, que no te avergüence vivir para Dios y para ella; siente orgullo por envejecer a su lado. Si eres un hombre de verdad, ¡demuéstralo!

Dile: “Gracias Padre porque Tu oído escuchará mi oración. Líbrame del adulterio, de la aspereza y de la indiferencia. De ahora en adelante, seré un hombre de valor junto a la ayuda idónea que me has regalado”.

Versículos de referencia

1 Génesis 24:35-36 dice: Y Jehová ha bendecido mucho a mi amo, y él se ha engrandecido; y le ha dado ovejas y vacas, plata y oro, siervos y siervas, camellos y asnos. Y Sara, mujer de mi amo, dio a luz en su vejez un hijo a mi señor, quien le ha dado a él todo cuanto tiene.

2 1 Timoteo 5:8 explica: porque si alguno no provee para los suyos, y mayormente para los de su casa, ha negado la fe, y es peor que un incrédulo.

3 Hebreos 4:16 motiva: Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.

4 1 Pedro 3:7 aconseja: Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo.

5 Colosenses 3:18-19 enseña: Casadas, estad sujetas a vuestros maridos, como conviene en el Señor. Maridos, amad a vuestras mujeres, y no seáis ásperos con ellas.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Cómo afrentar una crisis

Pastor Cash Luna

Deseo que comprendas que la adversidad que hoy puedas estar viviendo, es un proceso. Si amas a Dios debes de tomar lo bueno y desechar lo malo.

Pastor Cash en Catedral de Cristal

Un fin de semana en la icónica iglesia hispana de Catedral de Cristal

Amor extremo

Pastor Cash Luna

Dios nos ama desde siempre y a pesar de todo. Él es amor.