Conéctate a nuestro servicio en vivo
Significado

Significado

04 de abril de 2021

Tiempo de lectura: 3 minutos

Hoy es Domingo de Resurrección y en este día celebramos algo maravilloso: la victoria de Jesús sobre la muerte. Este acontecimiento debería tener un gran significado para todos los cristianos.

Aún recuerdo mi primer carrito de control remoto. Era mi juguete preferido. ¡Cuánto lo disfruté! Luego crecí, la vida cambió, pero seguí conservando mi carrito por su significado sentimental. De igual forma, en la vida hay objetos y personas que significan mucho para nosotros. Desde un juguete hasta una prenda de ropa. Desde nuestros padres hasta nuestros mejores amigos. Todos merecen que los conservemos en un lugar especial.

Cuando alguien tiene un significado especial para nosotros, no solo se lo expresamos, también se lo demostramos con acciones. Sin embargo, suele pasar, por ejemplo, que esa persona con la que nos casamos y que al inicio de nuestro matrimonio era el amor de nuestra vida pasó a perder significado conforme pasa el tiempo. Nos acostumbramos a él o ella de tal manera que olvidamos lo que significa su presencia, el simple hecho de estar ahí. Es por eso que debemos cuidar que el significado de nuestros seres queridos no pierda valor para nosotros.

Pedro tuvo experiencias muy particulares e intensas con el Mesías. El apóstol estuvo presente cuando Jesús provocó la pesca milagrosa, cuando convirtió el agua en vino, cuando apaciguó la tempestad que azotaba la barca, cuando caminó sobre el agua… Conforme todo esto acontecía, Jesús pasaba a tener un significado cada vez mayor en la vida de Pedro.

Pero eso no quiere decir que no hubiera momentos complicados (por ejemplo, cuando Jesús llamó al apóstol “Hombre de poca fe” o cuando le dijo “Apártate, Satanás”). Sin embargo, los milagros de Jesús habían pasado a tener mayor significado que Sus reprimendas. Eso hizo que el apóstol acudiera con gozo al llamado de fundar Su Iglesia y apaciguar Sus ovejas.

¿Recuerdas cuando Jesús llegó a tu vida? ¿Recuerdas cuando fueron perdonados tus pecados y recibiste la unción del Espíritu Santo? Esos son los momentos que nos marcan para siempre ya que nos crean un concepto del Señor y le dan un significado. Luego de que Pedro había sido testigo de los milagros de Jesús recibió la revelación de que Él era el Mesías.[1] Ya no solo era el autor de la pesca milagrosa el que convirtió el agua en vino, sino además el que habría de venir para la salvación del mundo. Pero, además, Pedro comprendió que su vida había cambiado a través de Cristo.[2] Tiempo después, cuando Jesús resucitó y se le apareció con un cuerpo glorificado, Su significado volvió a incrementarse para la vida del apóstol: esta era la prueba de que todos resucitaríamos de entre los muertos al igual que Jesús.

Nunca disminuyas el significado de cuando aceptaste a Cristo y naciste de nuevo, tampoco el significado de las personas que han sido importantes en tu vida. Cuando Dios pierde significado para nosotros los pecados de la carne se vuelven una opción y dejamos de servirle, de ir a la iglesia o de orar porque todo eso se vuelve una carga.

Si nuestro Padre ya demostró cuán importantes somos para Él entregando a Su hijo en sacrificio[3] no podemos menos que sentir lo mismo. Cuando Dios significa tanto para nosotros, servirle no es una carga, diezmar y ofrendar es un gusto, la oración no puede faltar en nuestra vida y Su Palabra sigue siendo una guía. Amarle y servirle es una de las formas con las que expresamos lo que Él significa para nuestra vida.

Hoy es un día para celebrar y recordar lo que Jesús hizo por nosotros, para que el significado del Domingo de Resurrección tenga relevancia. Si murió y resucitó, todos lo haremos junto con Él. ¡Celebra Su victoria ante la muerte! Dale gracias por Su sacrificio y por la eternidad que viviremos a Su lado.


[1] Mateo 16:13-16: Viniendo Jesús a la región de Cesarea de Filipo, preguntó a sus discípulos, diciendo: ¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del Hombre? Ellos dijeron: Unos, Juan el Bautista; otros, Elías; y otros, Jeremías, o alguno de los profetas. El les dijo: Y vosotros, ¿quién decís que soy yo? Respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente.

[2] Mateo 16:17-19: Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella. Y a ti te daré las llaves del reino de los cielos; y todo lo que atares en la tierra será atado en los cielos; y todo lo que desatares en la tierra será desatado en los cielos.

[3] Juan 3:16: Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

Temas relacionados:
| | |

¿Te gustó? Compártelo en tus redes

También te puede interesar

Servir al estilo de Jesús

Pastor Juan Diego Luna

Servir es como atender a un niño: lo hacemos con amor aun sabiendo que no seremos reconocidos por él.

Fe para caminar

Pastor Otoniel Font

La fe por sí sola no atrae las cosas buenas, pero sí nos inspira a caminar hacia ellas.

Construyendo el futuro

Pastor Iván Vindas

El pasado no nos determina. Nuestra fe es lo único que determina el poder de Dios sobre nuestra vida.