Involúcrate

CONÓCENOS

Servir a Dios

Quizá tengas muchas dudas sobre el servicio a Dios. ¿Es obligatorio o voluntario? ¿Es un requisito de la iglesia?¿Cómo puedo servir correctamente?

Primero, es importante saber que no debes sentirte obligado, ya que servimos a Dios en agradecimiento por todo lo que ha hecho en nuestra vida.

Para saber cómo servirle necesitamos estudiar el Evangelio y observar lo que Jesús hizo y cómo se conducía entre la gente, cómo atendía a quienes se acercaban a Él, de qué forma resolvía sus problemas y dudas. Si observas a tu alrededor, las personas tienen muchas necesidades espirituales y materiales, por lo que buscan a Dios y asisten a la iglesia. Por lo tanto, ¡en la iglesia es donde deben encontrar gente dispuesta a escucharles e interceder por ellas!

Sabemos que es imposible que solamente una persona atienda a toda una congregación, por lo que surge la necesidad de trabajar en equipo con los pastores. La vida cristiana implica servirnos unos a otros, con amor. Existen 21 áreas en las que puedes brindar tu servicio:

  • Anfitriones
  • Banco de Alimentos
  • CIEM
  • Transcripción y edición de texto
  • Emergencias
  • En Mi Casa TV
  • IgleKids
  • Intercesión
  • Interpretación
  • Lenguaje de señas
  • Life Institute
  • Lobbies
  • Medios (redes Sociales, fotografía, video digital y contenido digital)
  • Diseño y desarrollo web
  • Parqueo
  • Seguridad

Llena esta boleta de preinscripción con tus datos y pronto te contactaremos.







TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Gózate a pesar de todo

Pastor Cash Luna

Tú decides qué vas hacer. Vas a seguir justificando tu mal ánimo, tu tristeza o vas a decir “eso no arregla nada, tengo que hacerlo diferente

Cuídate que aún hay más para ti

Pastor José Putzu

No te confíes del camino que ya recorriste. Las promesas del Señor son eternas y Él siempre merece una atención especial

Deja que Jesús nazca en tu pesebre.

Una conjunción de opera, marimba y magia de las Bellas Artes traslado a los asistentes a un acontecimiento a partir del cual nuestra vida como cristianos cobró un nuevo sentido.