Conéctate a nuestro servicio en vivo
Banco de Alimentos 2017

Banco de Alimentos 2017

26 de diciembre de 2017

Tiempo de lectura: < 1 minuto

Gracias a Dios y al apoyo de cada contribuyente del Banco de Alimentos, miles de personas pudieron sustentar sus necesidades básicas diarias.

Como iglesia creemos en la necesidad de compartir con el prójimo las múltiples bendiciones de Dios y por esa razón en 2006 se creó el Banco de Alimentos, una organización cuyo fin es colaborar con las instituciones de ayuda social en la provisión de víveres.

En 2017 se entregaron 1,679,020 tiempos de comida repartidos a las distintas fundaciones que apoyamos y a personas con necesidad extrema. Todo esto ha sido posible gracias al apoyo que mes a mes hemos recibido por parte de los miembros de nuestra iglesia, quienes han aportado alimentos no perecederos.

Pero esta no es la única manera en la que Banco de Alimentos ha colaborado con la sociedad ya que durante el año realizó múltiples visitas a cárceles y hogares para niños y ancianos, regalando ropa, zapatos y cobijas; además, de la mano de Iglekids de Casa de Dios, entregó 1,350 regalos de Navidad destinados a niños de bajos recursos. También se llevó a cabo el “Proyecto 1K”, que benefició en salud y nutrición a distintas comunidades, entre ellas Cumbre de San Nicolás, El Naranjo, Mataquescuintla y Santa Rosita Z.16. Por último, se realizaron cinco jornadas médicas donde se atendieron a más de 2 mil personas en medicina general y más de 600 en odontología.

Agradecemos a cada uno de los colaboradores que apoyó al Banco de Alimentos e invitamos a todos a que puedan participar con su contribución en el año 2018 y de esa forma puedan compartir con otros las bendiciones de Dios.

Temas relacionados:
|

¿Te gustó? Compártelo en tus redes

También te puede interesar

No estás solo

Pastor Miguel Arrazola

El Dios que te libra del fuego y camina contigo está siempre contigo.

Dios espera a alguien

Pastor Hugo López

El Señor nos llama a ser fructíferos y conquistadores.

Diseño de futuro al estilo de Jesús

Pastor Raúl Marroquín

Para llegar a nuestro futuro planeado debemos ver las cosas que no son como si fuesen.