Jornada médica Mataquescuintla

CONÓCENOS

Banco de Alimentos de Casa de Dios lleva ayuda y atención médica a más de cien familias.

El pasado 19 de agosto, el equipo de Banco de Alimentos, integrado por voluntarios y miembros de Casa de Dios, realizó una jornada médica en el municipio de Mataquescuintla, departamento de Jalapa.              

Las jornadas forman parte de las actividades que el Banco de Alimentos de Casa de Dios realiza con el objetivo de ayudar a quienes lo necesitan y son posibles gracias al aporte de organizaciones, familias y profesionales. “Gracias el equipo de médicos pudimos atender a 313 pacientes de medicina general, 61 de odontología, 38 de oftalmología y 30 de ginecología, sumando un total de 442 personas beneficiadas” indicó Hilda Sánchez, coordinadora general del Banco de Alimentos.

Desde que se iniciaron las jornadas médicas en 2011 se ha llegado a 9 departamentos de Guatemala. El objetivo consiste en visitar la misma comunidad más de una vez para dar seguimiento a las personas hasta notar cambios favorables en su estado de salud.

Solo en 2017 la atención del Banco de Alimentos ha llegado a 95 casas de Mataquescuintla, beneficiado así a un total de 102 familias y más de mil personas.

¡Todo suma para marcar la diferencia!

En cada jornada médica el Banco de Alimentos se prepara con insumos que incluyen alimentos, medicina y ropa, por esa razón abre la puerta para quienes deseen participar con donaciones o tengan la disponibilidad para sumarse al equipo de voluntarios. Las próximas jornadas se llevarán a cabo el 14 de octubre y el 25 de noviembre en Mataquescuintla, Jalapa. Si deseas participar puedes escribir a bancodealimentos@casadedios.org ¡Únete!

TEMAS RELACIONADOS

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Oraciones poderosas.

Pastor Raúl Marroquín

Tu Padre quiere bendecirte. Acércate a Él con fe, humildad, arrepentimiento y alabanza.

El bien y el mal buscan la boca

Pastor Cash Luna

Que tus palabras confirme tu fe en el Señor y en Su bendición.

Los dos testimonios

Pastor Cash Luna

El Señor quiere que vivas y que te multipliques, Dios juró hacerlo. Cuando Dios jura tiene que ser muy importante