Unidos para apoyar al prójimo

CONÓCENOS

Ante la tragedia del volcán de Fuego, Casa de Dios ha tomado acciones para ayudar al prójimo ya que sabemos que nuestro deber con la sociedad va más allá de sustentar sus necesidades espirituales.

Esta tragedia dejó a más de un millón de damnificados, por lo que la ayuda de nuestra iglesia debió efectuarse de manera inmediata a través del Banco de Alimentos, Legendarios, rescatistas certificados por la organización Zaka, voluntarios, maestros de escuela dominical y psicólogos.

Desde el domingo 3 de junio, día de la erupción, grupos de Zaka y Legendarios llegaron a la zona afectada a repartir víveres y medicinas. El lunes 4 fueron autorizados para apoyar con la labor de rescate y desde entonces preparamos equipos especiales ―desde maestros dominicales hasta psicólogos― para atender a diferentes personas luego del desastre.

Equipos de voluntarios han trabajado en el Banco de Alimentos (km. 21.5 carretera a El Salvador) clasificando víveres, medicinas e insumos que se llevarán a las comunidades afectadas. Hasta el momento son más de 20 toneladas de apoyo: 8,000 litros de agua, 7,000 pañales, 3,200 paquetes de papel higiénico, 4 toneladas de ropa, 500 pares de zapatos, 30 colchonetas y 8 toneladas de víveres de primera necesidad: arroz, frijol, azúcar, etcétera.

Además, se han habilitado otros albergues en varios puntos de la ciudad de Guatemala:

  • Lead: Paseo Cayalá, zona 16, salón El Amate (al lado de café Saúl).
  • Helicópteros de Guatemala: Av. Hincapié 18-05, zona 13. Hangar D1.
  • Guatevisión: Calzada Roosevelt, 22-43 zona 11, edificio Tikal Futura.

La gente puede donar alimentos no perecederos, medicinas, pañales para niños y adultos, artículos de higiene personal y colchonetas. Los guatemaltecos somos muy generosos, por lo tanto, confiamos en que más personas e instituciones se sumen a colaborar. ¡Guatemala nos necesita!

“Gracias al apoyo de nuestra iglesia y de doctores miembros de la congregación, montamos una clínica emergente en la aldea Lucerna, Siquinalá, donde hay antibióticos, analgésicos, antiinflamatorios, antibacteriales, sueros, vendas y gasas, entre otros. Además, instalamos cocinas para preparar la comida para los damnificados y los equipos de apoyo. Doy gracias a las personas que han donado alimentos por su apoyo”, dijo el pastor Cash Luna.

 

 

 

 

TEMAS RELACIONADOS

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Valientes con fe

Pastor Raúl Marroquín

El Señor nos manda ser esforzados y valientes, pelear la batalla y alcanzar las promesas que tiene para nuestra vida.

El templo que se ofreció

Pastor Cash Luna

Dios se deleita en lo que le entregas por amor.

Es tiempo de llevar fruto

Pastor Cashito Luna

Confía en los tiempos del Señor. Él sabe cuál es el momento indicado para fructificar.