Testimonio Ariel Perez

CONÓCENOS

Sus vecinos y amigos insistieron muchísimo para que él se integrara a un grupo de amistad, pero lo hizo hasta que vio cómo el grupo organizaba actividades para llevar alimento a personas que vivían en la calle. Ahí conoció el amor al prójimo que después experimentó, cuando los miembros del grupo lo apoyaron para levantar su propia casa.

TEMAS RELACIONADOS

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Celebra la vida

Pastor Hugo López

Vive para amar porque no sabes en qué momento el Señor te llamará para disfrutar eternamente de Su
presencia.

El amor más grande del mundo

“Dame tu enfermedad, yo la llevo. Ya no es para ti, es para mí. Dame tu maldición, dame tu vicio, tu pobreza, tu escasez, tu pecado, es para mí, ya no es para ti;” Jesús la tomó y se la llevó.

¡Sé molesto!

Pastor Juan Diego Luna

Insiste hasta que tu Padre celestial te dé lo que le pides.