Conéctate a nuestro servicio en vivo
Conéctate a Intercesión
Conéctate a Martes de ministración
Conéctate a nuestro Discipulado
Desde el dolor no se puede construir

Desde el dolor no se puede construir

18 de enero de 2021

Tiempo de lectura: < 1 minuto

Líbrense de toda amargura, furia, enojo, palabras ásperas, calumnias y toda clase de mala conducta.
Efesios 4:31 (NTV)

La nada es el lugar perfecto para descubrir algo nuevo y emprender un viaje que quizá no habrías escogido voluntariamente. La nada también es capaz de abrir nuestros ojos para que veamos posibilidades que no habríamos sopesado en ninguna circunstancia. Asimismo, es un telescopio que hace visible lo que no queríamos ver y, en resumen, una fábrica de opciones insospechadas. La nada es un lugar donde podemos echar nuevos cimientos para construir nuevos futuros.

Según los psicólogos del comportamiento tomamos elecciones todo el tiempo. Unas más trascendentales que otras y algunas completamente irrelevantes en cuanto a la dirección que tomará una vida, pero siempre escogemos entre esto o aquello.

El lugar en el que estás hoy es tu nuevo punto de partida. Mira hacia delante y extiende tu vida en esa dirección. Escoge hoy tu nuevo inicio, teniendo en cuenta que la venganza no es un buen comienzo. Una herida sin curar no te permitirá avanzar y el resentimiento nunca traerá buenos resultados.

Lo incómodo de tu presente es proporcional a lo poderoso de tu futuro. Construye desde la esperanza, desde los sueños y desde la fe algo nuevo y satisfactorio. Construye bien desde la primera piedra.

Temas relacionados:
| |

¿Te gustó? Compártelo en tus redes

También te puede interesar

Poderosas decepciones

Pastor Juan Diego Luna

Nuestro poder no viene de acciones humanas, sino del Dios que nos respalda.

Lo más importante

Pastor Hugo López

La clave está en saber escuchar la voz de Dios, pero también en obedecerla.

De la comunión a la intimidad

Pastor Cash Luna

Debemos ser llenos del Espíritu Santo no solo porque nosotros lo queramos, sino porque también ese es Su deseo.