Conéctate a nuestro servicio en vivo
Conéctate a Intercesión
Conéctate a nuestro Discipulado
Iglesia generosa

Iglesia generosa

26 de julio de 2021

Tiempo de lectura: < 1 minuto

Así que, según tengamos oportunidad, hagamos bien a todos, y mayormente a los de la familia de la fe.
Gálatas 6:10

¡La generosidad será juzgada al final de los tiempos! Cuando Jesús venga, nos separará en dos grupos y nombrará herederos del Reino a quienes atendieron a los necesitados.  

Las Escrituras nos enseñan a que hagamos el bien, mayormente a los de la fe. Si tienes familiares o amigos que están pasando por un problema, ayúdalos. Activa tu generosidad y promete al Señor que incrementarás tu expresión de cariño a los demás. No hay forma de parar la bendición de Dios cuando somos generosos. El verdadero ayuno consiste en compartir tu pan con el hambriento, entonces Su gloria será tu retaguardia y Él irá delante de ti.

Casa de Dios se ha caracterizado por ser un iglesia generosa que vela por el prójimo. A través del Banco de Alimentos y gracias a los aportes de la congregación, desde 2006 se han llevado a cabo proyectos de ayuda, desarrollo y transformación social que han beneficiado con alimentos y artículos de higiene a quienes más lo necesitan.

¡Después de Dios lo más importante son las personas! Es por ello que como iglesia compartimos lo que Dios nos ha dado. Es un buen momento para que restaures tus prioridades y actúes con generosidad sin esconderte de las personas que precisan ayuda.

Temas relacionados:
| |

¿Te gustó? Compártelo en tus redes

También te puede interesar

Del afán a la confianza

Pastor Cash Luna

La estafa es un engaño disfrazado de aparente verdad y está al acecho para quienes tienen riqueza y para quienes no la tienen; Jesús nos advierte que tengamos cuidado con el engaño de las riquezas y los afanes de este siglo, aprendamos de Su sabiduría.

El afán de este siglo

Pastor Cash Luna

Las personas pueden estar ansiosas al pensar en su futuro, algunas cosas son predictivas, pero no eliminan la incertidumbre, lo seguro es que Dios está en tu futuro y esa fe sí neutraliza el afán de este siglo.

La Palabra y los espinos

Pastor Juan Diego Luna

Al deseo apasionado por alcanzar bienes materiales o inmateriales se le conoce como afán. En esta prédica se expone cómo la fe en el poder de la Palabra de Dios, más nuestro esfuerzo, hará la diferencia para ser fructíferos y productivos para no caer en el engaño de las riquezas.