Conéctate a nuestro servicio en vivo
Conéctate a Intercesión
Conéctate a Martes de ministración
Conéctate a nuestro Discipulado
Somos supervivientes

Somos supervivientes

11 de enero de 2021

Tiempo de lectura: < 1 minuto

Les mostraré cómo es cuando una persona viene a mí, escucha mi enseñanza y después la sigue.
Lucas 6:47 (NTV)

En una ocasión Jesús contó la historia de dos vecinos que construyeron sus casas una al lado de la otra. Llegaron tormentas e inundaciones y una de las dos propiedades quedó en pie y la otra no. La ruina se apoderó de una de ellas, pero la otra seguía victoriosa cuando la tormenta se alejó.

Tu vida es una de esas dos casas. Y aunque muchas personas fueron capaces de superar las pruebas que las embistieron durante 2020, la diferencia entre sobrevivir y supervivir está en la forma en la que tu corazón sale de cada dificultad.

Si estás leyendo esto quiere decir que llegaste al 2021. Quizá llegaste cansado y desgastado, pero llegaste. Quizá con más rasguños que hace un año, pero llegaste. Quizá con pérdidas y desencantos, pero llegaste. Quizá a través de caminos que no habrías escogido por tu propia voluntad, pero llegaste.

Y en estos primeros días del 2021, viendo hacia atrás, sabes que puedes encarar cualquier obstáculo que venga porque tu confianza está puesta en el Señor y es Su mano que te guía.

No te conformes con ser alguien que solo sobrevive a las pruebas. Este año decide ser un superviviente y poner toda tu confianza en Dios, quien anhela bendecirte sin importar las circunstancias. ¡No te des por vencido, date por vencedor siempre! Las fuerzas provienen del Señor.

Temas relacionados:
| | |

¿Te gustó? Compártelo en tus redes

También te puede interesar

Lo más importante

Pastor Hugo López

La clave está en saber escuchar la voz de Dios, pero también en obedecerla.

De la comunión a la intimidad

Pastor Cash Luna

Debemos ser llenos del Espíritu Santo no solo porque nosotros lo queramos, sino porque también ese es Su deseo.

Cómo pedir el Espíritu Santo

Pastor Cash Luna

No esperes ser perfecto para recibir al Espíritu Santo y compartir del amor de Cristo.