Dios y los avivamientos

Dios y los avivamientos

Llegó el tiempo de Dios para que bebas de su Espíritu Santo. Esta no solo es una promesa, sino que también es la más importante: “Derramaré mi Espíritu sobre toda carne”.[1] Cuando vas a la iglesia y buscas su presencia, quizá no sepas que ella te encontrará a ti.[2] Con la unción vienen todos los recursos. La unción ahuyenta todas nuestras debilidades y necesidades. ¡Pídele al Espíritu Santo que te llene y Él lo hará!


[1] Hechos 2:15-18: Porque éstos no están ebrios, como vosotros suponéis, puesto que es la hora tercera del día. Mas esto es lo dicho por el profeta Joel: Y en los postreros días, dice Dios, Derramaré de mi Espíritu sobre toda carne, Y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán; Vuestros jóvenes verán visiones, Y vuestros ancianos soñarán sueños; Y de cierto sobre mis siervos y sobre mis siervas en aquellos días Derramaré de mi Espíritu, y profetizarán.

[2] Hechos 10:44-45: Mientras aún hablaba Pedro estas palabras, el Espíritu Santo cayó sobre todos los que oían el discurso. Y los fieles de la circuncisión que habían venido con Pedro se quedaron atónitos de que también sobre los gentiles se derramase el don del Espíritu Santo.

Temas relacionados:
| |

¿Te gustó? Compártelo en tus redes

También te puede interesar

Dios abre y cierra puertas

Pastor Cash Luna

El mismo que abre también cierra, muchos están esperando que las puertas se abran, pero no todos han entendido que algunas de esas puertas Dios mismo las cerró

Dios hace algo nuevo

Pastor Otoniel Font

¡No traigas a la memoria lo pasado, porque lo nuevo será hecho!

Más allá de los límites

Pastor Rudy Gracia

¡Naciste para avanzar, para superarte y recibir bendición!