Conéctate a nuestro servicio en vivo
Echa fuera de ti lo que no te deja ver

Echa fuera de ti lo que no te deja ver

16 de agosto de 2019

Tiempo de lectura: 2 minutos

Dios separó a Lot de Abram e hizo que este fuera al lugar donde lo iba a prosperar.[1] Muchas veces Él manda apartar de nuestra vida a gente que no nos deja ver, pues hasta que no lo hagamos no llegará la provisión.

No tengas la mentalidad de Lot, que eligió la llanura, o sea, lo fácil. En esta Escritura podemos ver que la promesa no está en los llanos, sino en los montes. Muchos siglos después, en otro monte, la humanidad nunca más sería la misma porque Dios hizo caer la semilla que resucitó a Jesús. ¡No desconfíes de los montes!

Y es que no es por lo que vemos que recibiremos bendición, sino lo que creemos. No importa que las cosas no vayan bien o que hayas fallado, pues como a Pedro, si Dios te da una llave es porque provocará un antes y un después en tu vida, cumpliendo su propósito a través de ti. Los proyectos que Dios tiene para ti no los manejas tú, sino Él.

El Señor hace pactos con hombres y mujeres de fe y muchas veces quitará algo de tu vida para poner algo mejor, para darte abundantemente. A Sara le prometió un hijo y a pesar de que Ismael, hijo de la esclava Agar, nació antes, él solo ocupó un espacio temporal porque Isaac debía nacer porque así lo había prometido. ¡No quieras que en tu casa o en tu vida nazca un esclavo cuando debe nacer un heredero de Dios!

Declara que lo que viene es poderoso, que será mejor y que marcará un antes y un después porque así son las promesas de Dios. Muchas veces tendrás que apartar lo terrenal para recibir en lo espiritual, y esto también implica apartar a personas que no te ayudan y más bien te estorban en tu crecimiento. Ten cuidado de hablar antes de tiempo, sé sabio y no cuentes a cualquier persona lo que no todos pueden entender.

Cuando no tengas más fuerzas, pídele a Dios y Él luchará contigo. Si las aguas una vez hundieron, declara que llegará el día en que caminarás sobre ellas. Donde antes no pudiste ahora no solo podrás, sino que vencerás porque Dios manifestará su gloria. Si Él te dio una Palabra nunca se olvidará de ti.


[1] Génesis 13:8-11: Entonces Abram dijo a Lot: No haya ahora altercado entre nosotros dos, entre mis pastores y los tuyos, porque somos hermanos. ¿No está toda la tierra delante de ti? Yo te ruego que te apartes de mí. Si fueres a la mano izquierda, yo iré a la derecha; y si tú a la derecha, yo iré a la izquierda. Y alzó Lot sus ojos, y vio toda la llanura del Jordán, que toda ella era de riego, como el huerto de Jehová, como la tierra de Egipto en la dirección de Zoar, antes que destruyese Jehová a Sodoma y a Gomorra. Entonces Lot escogió para sí toda la llanura del Jordán; y se fue Lot hacia el oriente, y se apartaron el uno del otro.

Temas relacionados:
| |

¿Te gustó? Compártelo en tus redes

mira la prédica en video

También te puede interesar

Inmunes al poder del diablo

Pastor Cash Luna

Los hijos que le sirven a Dios recibirán doble herencia.

Disfrutando a Dios

Pastor José Putzu

Hay que disfrutar lo que uno tiene, como uno lo tiene. La gente va a querer lo que tú tienes, si te ve gozoso.

Hacia sus riquezas en gloria

Pastor Cash Luna

No puedes esperar que la cosecha salga sólo porque sí, Pablo decía “nosotros sembramos, otros riegan pero Dios da el crecimiento” hasta la iglesia crece por la ley de la siembra y la cosecha