¿Cómo alcanzar la buena vida?

CONÓCENOS

 

 

Preparándome en lo que tenía que presentarles, me recordé de una anécdota. Muchas veces en la vida, uno no sabe qué etapa está viviendo. El pastor nos invitó a mi esposa y a mí al crucero que anualmente se realiza, la pasamos muy bien, a tal punto que empezamos a bromear con los pastores que estábamos ahí. Uno empieza a ver en diferentes situaciones de la vida cuando son cosas buenas, comidas ricas, vacaciones, un descanso, y dice: “Esta es la vida que me merezco”, pero cuando son cosas feas, pruebas, una enfermedad, una prueba económica, uno dice: “Uy, esa prueba no me la merezco”. Cuando nos pasan las cosas buenas, decimos que es lo que merecemos y las cosas malas, decimos que no las merecemos. La inconformidad del ser humano es parte de su naturaleza. Uno a lo bueno se acostumbra. Por ejemplo, un par de zapatos cómodos, después sólo esos le gustan; pero a lo malo, cómo cuesta acostumbrarse, no digamos si ya probó lo bueno. El ser humano es así. Pero, ¿cómo saber qué vida no me merezco y qué vida sí me merezco? Uno tiene que saber qué se merece, no puede pasar de vacaciones toda la vida. Le hago la pregunta: ¿Qué vida se merece usted? ¿Se cree merecedor de una buena vida? ¿Por qué?

¿A José le pasaron sólo cosas buenas? El estuvo tirado en un pozo, dado por muerto. Era un hombre de Dios, tenía un llamado, tenía visiones, oía a Dios, pero estaba en el pozo. Se va como esclavo a Egipto, de esclavo sobresale, la esposa de Potifar le quiere hacer de todo porque estaba muy guapo, lo acusa de violación y se va a la cárcel. Hasta ahí, esa vida no es vida. ¿Cómo se sentiría usted si teniendo la Palabra, la visión, empieza a tener dificultades? ¿Cómo reaccionaria su carácter? ¿Su boca? ¿Su vida?

¿Quiénes quieren buena vida? Está bien. ¿Pero cómo alcanzar la buena vida?

Romanos 8:28 Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.

A mí todas las cosas me ayudan a bien. José pasó por diferentes etapas de su vida, y pudo pasar etapas muy difíciles en su vida. Hay algunas cosas que no son secretas porque están en la Biblia, pero sí están escondidas para aquellos que no las han querido practicar. Hoy te voy a dar unas claves para encontrar una buena vida en Cristo Jesús, y saberla vida que te corresponde llevar aunque estés en pruebas. Porque Noé tuvo que hacer el arca, Moisés pasó el desierto, etc. Usted dice: “Esta vida no me la merezco”, pero todas las cosas obran para bien. Yo he aprendido a vivir de tal forma que aunque Satanás me quiera pintar las cosas mal, yo siempre saco algo bueno. Cuando uno estaba en el colegio, uno decía “no te enojes si te molestan”, porque a los que se enojan, más los molestan. A mí me gusta vacilar a la gente. Pero por lo menos, ya no molesto a los que se enojan. Al que se enojaba, más ganas daba de molestarlo. Viene Satanás y te pone una prueba, te pones a lamentar y a decir que no mereces esa prueba, y te metes a una cueva a llorar. Y Satanás está feliz, pero dice Romanos 8:28 que todas las cosas obran para bien. Quiero que usted aprenda hoy a sacarle provecho a la necesidad o prueba que está pasando. Una vez vino un hombre conmigo a decirme: “¿Qué de bueno puede tener que yo tuve que aceptar a Jesús porque mi mamá se murió?”. Pero así fue la forma que usted aceptó y tiene vida eterna, tal vez de otra forma no lo hubiera hecho. ¿O hubiera dejado esa vida pecaminosa si no hubiera tenido esa faceta de la vida? En alguna oportunidad en la vida de José lo ve reclamando, llorando, cuestionándose acerca de si se merece o no estar en el pozo o perseguido.

Primera clave para tener una vida conforme a la voluntad de nuestro Dios
.

Salmo 100:4 Entrad por sus puertas con acción de gracias, Por sus atrios con alabanza;  Alabadle, bendecid su nombre.

A mí de chiquito me decían: “Para todo lo que hagas, di “gracias” y pide “por favor”. ¿Cuántos de aquí están en una prueba, en un pozo? Todos pasamos pruebas, la diferencia es creer las promesas de Dios con la fe que sólo Dios nos puede dar. Cuando uno da las gracias se caracteriza por ser educado, y abre puertas. Si dice “por favor”, también. Lo mismo es con Dios, hay que dar gracias por todo. El pastor tiene una prédica que se llama “el Poder de dar gracias”. Usted no puede presentarse delante de Dios con cuestionamientos, sino con acciones de gracias.

Tip No. 1 Dé gracias por todo. ¿A cuántos de aquí Dios les ha dado un día de vida? Los muertos ya no pueden levantar la mano, usted está vivo. ¿Tendrá una segunda cosa por darle gracias a Dios? ¿Una tercera? ¿Una cuarta? ¿Una quinta? Creo que con cinco razones es más que suficiente para entender que Dios esté con usted, aunque las circunstancias no sean las más bonitas.

Efesios 5:20 Comprobando lo que es agradable al Señor.

Tip No. 2: Cambie su forma de hablar. Usted nunca vio a José hablar cosas que no eran, ni diciendo tonteras. Cuando a ustedes o a mí me preguntaban cómo estaba, respondía “Aquí jalando la carreta”. ¿Quiénes son los que la jalan? Los burros. ¿Cuándo usted dice: “Estoy jalando la carreta,” ¿qué se está diciendo? Usted no se considera una bestia, un burro o un buey, entonces, ¿por qué a veces lo dice? La lengua tiene poder.

Proverbios 18:21 La muerte y la vida están en poder de la lengua, Y el que la ama comerá de sus frutos.

Su lengua es el segundo instrumento que Dios tiene para darle una buena vida. ¿Cuántos de los que están aquí saben que todo obra para bien para los que Dios ama? El único que le puede contrarrestar la buena vida que Dios le quiere dar es usted mismo. No Satanás, pues él está bajo nuestros pies. Lo único que le logra tocar Satanás es la suela de su zapato, cuando bien le va. Pero usted mismo a veces no da gracias por lo que tiene, y reclama por lo que no tiene. Error número uno. Empiece a dar gracias por lo que no tiene y por lo que tendrá. Usted puede dar gracias por las cosas que ve y por las que espera ver. Si mi hijo viene y me dice: “Papi, me das para mi fin de semana”. Y yo le doy Q10. Y dice: “gracias por los Q50,” y no se los había dado, entonces por su actitud, me dan ganas de darle los Q50. ¿Ve la diferencia de ser agradecido? ¿De cómo se usa la lengua? Usted es lo que habla.

Tip No. 3: Jeremías 17:7 Bendito el varón que confía en Jehová, y cuya confianza es Jehová.

¿Cómo somos aquellos que creemos en Dios? Somos benditos, por lo tanto, tengo una buena vida. Aquí le está explicando el profeta que si usted confía en Jehová, lo más cercano para explicárselo es que usted es como un arbolito sembrado en la orilla del río, ahí nunca le va a faltar agua, ni vida, y aunque todo lo demás no tenga agua, usted sí tendrá porque está plantado en Jehová. Y si usted está plantado en El, todas las cosas obran para bien, entonces tenga una buena vida. ¿Qué vida va llevar a partir de hoy? ¡Buena! ¿Y los problemas? Dirá: “Gracias, Señor, por lo que ya me diste, pero tengo que salir de esto pronto”.

Salmo 146:5-9  Bienaventurado aquel cuyo ayudador es el Dios de Jacob, cuya esperanza está en Jehová su Dios, El cual hizo los cielos y la tierra, El mar, y todo lo que en ellos hay; Que guarda verdad para siempre, Que hace justicia a los agraviados, Que da pan a los hambrientos. Jehová liberta a los cautivos; Jehová abre los ojos a los ciegos; Jehová levanta a los caídos; Jehová ama a los justos. Jehová guarda a los extranjeros;     Al huérfano y a la viuda sostiene, Y el camino de los impíos trastorna.

Filipenses 3:7 Pero cuantas cosas eran para mí ganancia, las he estimado como pérdida por amor de Cristo.

Hay cosas que nosotros por amor, tenemos que creer que quedaron atrás. Yo compré una Biblia hace poco y la traje, está nuevita. Usted sabe que en la Biblia hay más de mil promesas, sólo para usted y para mí.

Romanos 8:35 ¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada?

¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Qué vida se merece usted? ¿Y qué pasa cuando está viviendo algo malo? ¿Qué va hablar? Promesas. Cuando está viviendo una buena vida, déle gracias a Dios y cuando esté en prueba, dé gracias a Dios porque El lo va a sacar de ahí. Pero hay algo que no debemos olvidar: ¿qué nos separará del amor de Cristo? De este mensaje quiero decirle cuál es la vida que sí nos merecíamos antes de conocer a Jesús, era la muerte. Y aquellos que lo hemos recibido como nuestro Señor y Salvador, que hoy tenemos una identidad de hijos, hoy podemos decir que todas las cosas obran para bien, hoy podemos hablar con autoridad y fe y hablarle a las cosas que no son como que si fuesen. Vas a empezar una nueva vida hoy.

TEMAS RELACIONADOS

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Usa toda tu medida de fe

Pastor José Putzu

Muchos cristianos usan su fe porque tuvieron que haber creído en Jesús. Hay gente que sólo la utiliza para sobrevivir, y hay personas como yo la utilizamos para alcanzar algo más

Lo que Dios es capaz de hacer por mí

Pastor Cash Luna

¿Qué hace cuando lo que la Biblia dice es contrario a lo que usted está viviendo?

Amistad entre Elizabet y María

Sonia Luna

En la Biblia leemos sobre muchas amistades, pero hay una que muy particular entre dos mujeres de la que podemos aprender