Conéctate a nuestro servicio en vivo
Conéctate a Intercesión
Conéctate a nuestro Discipulado
Cómo pedir el Espíritu Santo

Cómo pedir el Espíritu Santo

16 de octubre de 2022

Tiempo de lectura: 3 minutos

El Evangelio es un suceso glorioso, pero además es muy fácil de comprender. Dios creó todo con instrucciones sencillas: dijo “sea la luz”, y la luz fue hecha. Sus instrucciones son fáciles de ejecutar, pero nuestra mente es tan compleja que solemos complicarlo todo. Él puso las cosas tan fáciles, que se nos complica creerlas.

Mi deseo es que todos sean llenos del Espíritu Santo, reciban Su unción y sean usados para transmitir a otros el amor de Cristo. Ya he dicho recientemente que la salvación es tan cara, que solo gratis podríamos obtenerla. No la podemos obtener por obras, sino por medio de la fe.[1] Y Dios nos ama tanto que nos dejó a Su Espíritu Santo: algo tan importante que primero será perdonada cualquier tipo de blasfemia en contra del Hijo, excepto la que hagamos en contra de Su Espíritu.[2] De hecho, es tan importante que hasta Jesús mismo nos dijo que nos convenía que Él se fuera para que pudiéramos recibir Su Espíritu.[3]

A todo esto, ¿cuál es el requisito para recibir al Espíritu Santo, al igual que todas las demás bendiciones del Padre? Simple: pedir con fe[4] (he ahí por qué mencionaba lo de las instrucciones sencillas). No necesitamos ser perfectos para pedirle al Señor. Pues si nosotros, siendo malos, damos lo mejor de nosotros para nuestros hijos, ¿cuánto más no nos dará un Padre perfecto como Él?

Los padres siempre seremos padres y Dios no es la excepción. Él no nos dejará sin comida y, de hecho, nos enseña primero a pedir alimento antes que pedir perdón. Entonces, si Él nunca nos ha negado el alimento, ¿cuáles son tus argumentos para no ser lleno de Su Espíritu?[5] Él nos lo da rebosantemente,[6] por lo tanto, no esperes ser perfecto para recibirlo y compartir del amor de Cristo.


[1] Efesios 2:8-9: Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe. 

[2] Mateo 12:31-32: Por tanto os digo: Todo pecado y blasfemia será perdonado a los hombres; mas la blasfemia contra el Espíritu no les será perdonada. A cualquiera que dijere alguna palabra contra el Hijo del Hombre, le será perdonado; pero al que hable contra el Espíritu Santo, no le será perdonado, ni en este siglo ni en el venidero. 

[3] Juan 16:7: Pero yo os digo la verdad: Os conviene que yo me vaya; porque si no me fuera, el Consolador no vendría a vosotros; mas si me fuere, os lo enviaré.

[4] Lucas 11:5-13: Les dijo también: ¿Quién de vosotros que tenga un amigo, va a él a medianoche y le dice: Amigo, préstame tres panes, porque un amigo mío ha venido a mí de viaje, y no tengo qué ponerle delante; y aquel, respondiendo desde adentro, le dice: No me molestes; la puerta ya está cerrada, y mis niños están conmigo en cama; no puedo levantarme, y dártelos? Os digo, que aunque no se levante a dárselos por ser su amigo, sin embargo por su importunidad se levantará y le dará todo lo que necesite. Y yo os digo: Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá. ¿Qué padre de vosotros, si su hijo le pide pan, le dará una piedra? ¿o si pescado, en lugar de pescado, le dará una serpiente? ¿O si le pide un huevo, le dará un escorpión? Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan?

[5] Salmos 45:7: Has amado la justicia y aborrecido la maldad; por tanto, te ungió Dios, el Dios tuyo, con óleo de alegría más que a tus compañeros.

[6] Juan 3:34: Porque el que Dios envió, las palabras de Dios habla; pues Dios no da el Espíritu por medida.

Temas relacionados:
| | | |

¿Te gustó? Compártelo en tus redes

También te puede interesar

Del afán a la confianza

Pastor Cash Luna

La estafa es un engaño disfrazado de aparente verdad y está al acecho para quienes tienen riqueza y para quienes no la tienen; Jesús nos advierte que tengamos cuidado con el engaño de las riquezas y los afanes de este siglo, aprendamos de Su sabiduría.

El afán de este siglo

Pastor Cash Luna

Las personas pueden estar ansiosas al pensar en su futuro, algunas cosas son predictivas, pero no eliminan la incertidumbre, lo seguro es que Dios está en tu futuro y esa fe sí neutraliza el afán de este siglo.

La Palabra y los espinos

Pastor Juan Diego Luna

Al deseo apasionado por alcanzar bienes materiales o inmateriales se le conoce como afán. En esta prédica se expone cómo la fe en el poder de la Palabra de Dios, más nuestro esfuerzo, hará la diferencia para ser fructíferos y productivos para no caer en el engaño de las riquezas.