Conéctate a nuestro servicio en vivo
Conéctate a Intercesión
Conéctate a Martes de ministración
Conéctate a nuestro Discipulado
De pie, juntos

De pie, juntos

04 de diciembre de 2022

Tiempo de lectura: 3 minutos

Me gustó mucho la prédica del pastor Cash Luna durante el congreso Hechos 29, acerca de cómo el enemigo ataca primero al pastor para luego atacar a las ovejas. Pensé en nosotros como iglesia, y en la importancia de mantenernos de pie y juntos.[1]

En Australia tuvimos unas vacaciones en las que quince familias nos fuimos de viaje. Pasamos una semana increíble… excepto por las últimas 24 horas: estábamos todos en una piscina y de repente un niño salió y vomitó por todos lados. Después otro niño hizo lo mismo. Y luego, un tercer niño, y después, otros más… En poco tiempo, hasta los adultos empezaron a vomitar. No sé si fue algo que comimos o algo en el agua de la piscina, pero casi todos vomitamos. Fue entonces cuando alguien dijo: “Por lo menos estamos juntos en esto”.

Esta anécdota me hizo pensar en el mundo de hoy: la gente vomita críticas, opiniones, retos y odio; y para nosotros, como creyentes, todo ese vómito es un caos. Sin embargo, debemos mantenernos juntos a pesar del caos, la adversidad y las pruebas; porque donde hay unidad, Dios declara bendición.

Como humanos fuimos creados para estar en comunidad y pertenecer a algo.[2] En Génesis, Dios vio que la única cosa que no era buena de Su creación era que el hombre estuviera solo. Y es que el diablo quiere destruir relaciones, familias e iglesias porque ahí es donde está la unidad, y cuando nos mantenemos unidos en nuestra fe, él tiembla. Cuando estamos solos, estamos desprotegidos; pero unidos y en comunidad somos más fuertes.[3] Todos, con nuestros talentos, contextos e historias conformamos el Cuerpo de Cristo; y con esa unidad le damos la gloria a Dios.[4]

Hagamos que nuestra salvación no solo se trate de nosotros mismos, sino también de las personas a quienes servimos y a quienes podemos llevar a la iglesia y a los pies de Jesús.[5] Nunca dejemos de pensar en cómo podemos bendecir a otros. Fuimos creados para pertenecer a una comunidad: un lugar donde otras personas puedan sentirse en casa, sin prejuicios ni culturas de cancelación.

No hagamos de menos el poder de estar de pie juntos porque es gracias a ello que cosas grandes empiezan a suceder. Estemos plantados en el Señor y florezcamos como cedros del Líbano.[6] Estar juntos también significa que lloraremos y reiremos, pero siempre unidos.[7] Porque —recordemos—: donde hay unidad, Dios declara bendición.


[1] Hebreos 10:23-25: Mantengamos firme, sin fluctuar, la profesión de nuestra esperanza, porque fiel es el que prometió. Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras; no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca.

[2] Proverbios 17:17: En todo tiempo ama el amigo, y es como un hermano en tiempo de angustia.

[3] Eclesiastés 4:9-12: Mejores son dos que uno; porque tienen mejor paga de su trabajo. Porque si cayeren, el uno levantará a su compañero; pero ¡ay del solo! que cuando cayere, no habrá segundo que lo levante. También si dos durmieren juntos, se calentarán mutuamente; mas ¿cómo se calentará uno solo? Y si alguno prevaleciere contra uno, dos le resistirán; y cordón de tres dobleces no se rompe pronto.

[4] Romanos 15:5-6: Pero el Dios de la paciencia y de la consolación os dé entre vosotros un mismo sentir según Cristo Jesús, para que unánimes, a una voz, glorifiquéis al Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo.

[5] Hebreos 10:24-25: Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras; no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca.

[6] Salmos 92:12-14: El justo florecerá como la palmera; crecerá como cedro en el Líbano. Plantados en la casa de Jehová, en los atrios de nuestro Dios florecerán. Aun en la vejez fructificarán; estarán vigorosos y verdes.

[7] Romanos 12:15: Gozaos con los que se gozan; llorad con los que lloran.

Temas relacionados:
| | | |

¿Te gustó? Compártelo en tus redes

También te puede interesar

El poder de la excelencia

Pastor Cash Luna

En 2023 debemos esforzarnos en hacer las cosas mejor que nunca.

De pie, juntos

Pastor Peter Toggs

Donde hay unidad, Dios declara bendición.

Poderosas decepciones

Pastor Juan Diego Luna

Nuestro poder no viene de acciones humanas, sino del Dios que nos respalda.