Conéctate a nuestro servicio en vivo
¿De qué espíritu estás lleno?

¿De qué espíritu estás lleno?

01 de diciembre de 2019

Tiempo de lectura: 3 minutos

Cuando Jesús fue tentado en el desierto, el diablo tomó una parte de las escrituras y se la presentó de una forma distorsionada. Debemos comprender que aunque la Palabra de Dios fue diseñada para bendecirnos, fuera de su contexto puede ser utilizada incluso para tentarnos.

Con el pastor Andres Spyker tuvimos una charla en donde le pregunte ¿Cómo discernir a alguien con un verdadero don de profecía? Me respondió que ha estado en lugares en donde genuinamente Dios le habla al profeta y también ha visto personas que ven hacia donde se inclina el corazón de la gente y en base a eso profetizan. Hacer esto es incorrecto porque es utilizar la adivinación en vez del don profético. El espíritu que llevamos adentro es el que determinará si utilizamos de una forma correcta o incorrecta los dones que Dios nos da.

Uno de los mecanismos que utiliza el diablo para atacarnos es el chisme y la difamación; siempre con el fin de robar, matar y destruir lo que Dios tiene preparado para nosotros. Cuando el enemigo quiera acusarnos falsamente, debemos recordarle que Jesús nos libró de nuestra condena a través de su sacrificio en la cruz. Reprendamos todo espíritu diabólico en nuestra vida, eso significa no darle lugar al chisme en nuestras conversaciones.

Jesús experimento tres tipos de tentaciones en el desierto, la primera fue que utilizara sus palabras para convertir una cosa en otra.[1] Esa es la tentación que tenemos constantemente y eso se debe a que hay un milagro en nuestra boca. El diablo lo sabe y por eso quiere tentarnos con decir cosas negativas. ¿Qué estas declarando para tu vida y tu familia? Pidámosle a Dios que nos enseñe a utilizar nuestras palabras, porque eso determinará nuestro futuro. Una congregación llena del Espíritu Santo se le reconoce porque hablan vida constantemente.

El diablo quería divorciar el contexto con el espíritu del versículo, esta es la segunda tentación que tuvo que vencer Jesús.[2] Hay que entender el espíritu que tiene cada escritura para que no seamos engañados por el enemigo. Cuando nos ponemos a suponer los contextos de situaciones que no conocemos, estamos cayendo en una tentación satánica. Nosotros no fuimos llamados a suponer cosas. Sin importar la situación lo que debemos hacer es declarar vida.

Arrodillarse ante el diablo fue la tercera tentación que Jesús tuvo que vencer.[3] Si apareciera Satanás literalmente delante de nosotros nadie se arrodillaría delante de él, por eso utiliza mecanismos más sutiles como el chisme y la difamación para engañarnos. El diablo ofrecía los reinos del mundo como galardón por arrodillarse ante él, a veces la recompensa que sentimos al trasmitir un chisme es sentirnos superiores a los demás. No cedamos ante el chisme y venzamos esta tentación con la verdad, tal y como lo hizo Jesús.  

Una persona que está llena del Espíritu de Dios es una persona que habla vida. Cuando alguien pase una dificultad económica, financiera o emocional, no debemos ponernos a suponer las causas o motivos de la situación. Lo que debemos hacer es declarar vida y levantarnos en defensa de ellos; esa es la principal muestra de que el Espíritu Santo está en nosotros.[4]


[1]Mateo 4:1-4: Luego el Espíritu llevó a Jesús al desierto para que allí lo tentara el diablo. Durante cuarenta días y cuarenta noches ayunó y después tuvo mucha hambre. En ese tiempo, el diablo se le acercó y le dijo: —Si eres el Hijo de Dios, di a estas piedras que se conviertan en pan. Jesús le dijo: —¡No! Las Escrituras dicen: “La gente no vive solo de pan, sino de cada palabra que sale de la boca de Dios”

[2] Mateo 4:5-7: Después el diablo lo llevó a la santa ciudad, Jerusalén, al punto más alto del templo, y dijo: —Si eres el Hijo de Dios, ¡tírate! Pues las Escrituras dicen: “Él ordenará a sus ángeles que te protejan. Y te sostendrán con sus manos para que ni siquiera te lastimes el pie con una piedra”. Jesús le respondió: —Las Escrituras también dicen: “No pondrás a prueba al Señor tu Dios”

[3]Mateo 4:8-11: Luego el diablo lo llevó a la cima de una montaña muy alta y le mostró todos los reinos del mundo y la gloria que hay en ellos.  —Te daré todo esto —dijo— si te arrodillas y me adoras. —Vete de aquí, Satanás —le dijo Jesús—, porque las Escrituras dicen: “Adora al Señor tu Dios y sírvele únicamente a él” Entonces el diablo se fue, y llegaron ángeles a cuidar a Jesús.

[4]Juan 15:25-27: Con eso se cumple lo que está registrado en sus Escrituras: “Me odiaron sin motivo”.» A ustedes yo les enviaré al Abogado Defensor, el Espíritu de verdad. Él vendrá del Padre y dará testimonio acerca de mí, y también ustedes deben dar testimonio de mí porque han estado conmigo desde el principio de mi ministerio.

 

Temas relacionados:
| | | |

¿Te gustó? Compártelo en tus redes

También te puede interesar

Los dos cerebros

Pastor Hugo López

Dios creó diferentes y complementarios a los hombres y a las mujeres.

Recuperando Su gloria

Pastor Cash Luna

El Señor quiere que le pidas para darte y de esa forma recuperar la gloria que perdiste por el pecado.

¿Cómo ganar a tus amigos para Jesús?

Pastor Cash Luna

La mejor forma de trasmitir el mensaje de salvación es siendo un buen amigo.