Dios y los avivamientos

Dios y los avivamientos

17 de agosto de 2019

Tiempo de lectura: < 1 minuto

Llegó el tiempo de Dios para que bebas de su Espíritu Santo. Esta no solo es una promesa, sino que también es la más importante: “Derramaré mi Espíritu sobre toda carne”.[1] Cuando vas a la iglesia y buscas su presencia, quizá no sepas que ella te encontrará a ti.[2] Con la unción vienen todos los recursos. La unción ahuyenta todas nuestras debilidades y necesidades. ¡Pídele al Espíritu Santo que te llene y Él lo hará!


[1] Hechos 2:15-18: Porque éstos no están ebrios, como vosotros suponéis, puesto que es la hora tercera del día. Mas esto es lo dicho por el profeta Joel: Y en los postreros días, dice Dios, Derramaré de mi Espíritu sobre toda carne, Y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán; Vuestros jóvenes verán visiones, Y vuestros ancianos soñarán sueños; Y de cierto sobre mis siervos y sobre mis siervas en aquellos días Derramaré de mi Espíritu, y profetizarán.

[2] Hechos 10:44-45: Mientras aún hablaba Pedro estas palabras, el Espíritu Santo cayó sobre todos los que oían el discurso. Y los fieles de la circuncisión que habían venido con Pedro se quedaron atónitos de que también sobre los gentiles se derramase el don del Espíritu Santo.

Temas relacionados:
| |

¿Te gustó? Compártelo en tus redes

También te puede interesar

Santa soberbia

Pastor Cash Luna

Nunca faltará quien nos tache de soberbios o arrogantes, pero solo tú y Dios sabrán quién eres en realidad.

El invencible

Pastor Hugo López

Nuestra naturaleza está hecha para atravesar fronteras. Atrévete a cruzar y sé siempre el primero.

¿Quién atravesará las nuevas fronteras?

Pastor Cash Luna

Los campeones no solo están hechos de preparación, sino también de autopercepción.