Conéctate a nuestro servicio en vivo
Conéctate a Intercesión
Conéctate a nuestro Discipulado
Jesús y el Espíritu Santo

Jesús y el Espíritu Santo

12 de marzo de 2024

Tiempo de lectura: 4 minutos

Juntos vamos a aprender sobre la importancia de la relación estrecha, profunda y determinante del Espíritu de Dios con Jesús. En el evangelio de Lucas hay muchos episodios en donde se presenta a Jesús como el hombre perfecto que tuvo que ser ungido y ese es el tema de esta prédica: Jesús y el Espíritu Santo. Muchas cosas de la vida pueden cambiar en instantes, de un momento a otro y Jesús lo sabía, por eso necesitó la estrecha relación con la persona del Espíritu Santo.

Lo primero que aparece en la Biblia es la presencia del Espíritu de Dios desde el comienzo de la creación, pues siempre está presente en el inicio de un evento trascendental.[1] La expresión de un Dios todopoderoso revela la presencia del Espíritu Santo de manera estratégica desde el origen hasta el final de la historia. Cuando Dios escoge a un rey para gobernar a Israel señala a Saúl y el Espíritu Santo viene sobre él para transformarlo y dotarlo de un poder profético.[2]

En especial, al Espíritu de Dios se le observa en la concepción de Jesús en el vientre de María.[3] Luego se observa la presencia del Espíritu Santo en el principio de la manifestación pública de la vida de Jesús.[4] También se le observa de forma portentosa en el aparecimiento de la iglesia porque el Espíritu Santo define y determina cada evento, cada temporada desde sus orígenes.[5] En consecuencia, la clave inteligente de un cristiano es aprender a asociarse con alguien superior en inteligencia como lo es la persona del Espíritu Santo.

Dentro de esta relación, en la cotidianidad de tu vida, en las decisiones o en los problemas, la persona del Espíritu de Dios será el mejor guía para no perder tu destino en la ruta que conduce a cumplir los deseos de Dios. Permite que los pensamientos de Dios sean descargados directamente de su presencia hacia tu corazón, eso te transformará, pues en este sistema de vida todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, son hijos de Dios.[6]

Lo certero de la orientación y las respuestas que necesitas se acompañan de conocer las instrucciones que están en la Palabra de Dios, porque el Espíritu Santo agudizará tus pensamientos y acciones para que pienses, decidas y sientas la seguridad de obedecer para dar en el blanco, aun cuando todo parezca fuera de control.[7] Dar en el blanco requiere habilidad física, pero se falla cuando los músculos se endurecen y entumecidos debilitan esa capacidad. Con el corazón endurecido no es posible obedecer, pero el Espíritu de Dios viene y transforma, determina, define y te dirige si aprendes a relacionarte y someterte obedientemente a su presencia.[8]

El hijo que ama obedece, el hijo que conoce y acepta la Palabra de Dios entiende muy bien que está sometido a un reino espiritual donde la obediencia es parte del código divino. Eso no es fácil: Jesús aprendió la obediencia en sus padecimientos, con temor reverente, entre súplicas y lágrimas.[9] Con oración y clamor el espíritu humano se hace uno con el Espíritu Santo, la fe cobra fortaleza, adquiere un nuevo impulso y la vida transformada dará fruto en el reino de Dios.

Finalmente, aprendemos que Jesús, habiendo sido perfeccionado vino a ser autor de eterna salvación para todos los que le obedecen.


[1]Génesis 1:1-2: En el principio creó Dios los cielos y la tierraY la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas.

[2]1 Samuel 10:6: Entonces el Espíritu de Jehová vendrá sobre ti con podery profetizarás con ellosy serás mudado en otro hombre.

[3]Lucas 1:35: Respondiendo el ángel, le dijo: El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por lo cual también el Santo Ser que nacerá, será llamado Hijo de Dios.

[4]Lucas 3:22:  y descendió el Espíritu Santo sobre él en forma corporal, como paloma, y vino una voz del cielo que decía: eres mi Hijo amado; en ti tengo complacencia.

[5]Hechos 2:1-4: Cuando llegó el día de Pentecostésestaban todos unánimes juntosY de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban sentadosy se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos. Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen.

[6]Romanos 8:14: Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, estos son hijos de Dios.

[7]Lucas 4:1-2: Jesús, lleno del Espíritu Santo, volvió del Jordán, y fue llevado por el Espíritu al desierto por cuarenta días, y era tentado por el diablo. Y no comió nada en aquellos días, pasados los cuales, tuvo hambre. Entonces el diablo le dijo: Si eres Hijo de Dios, di a esta piedra que se convierta en pan. Jesús, respondiéndole, dijo: Escrito está: No solo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra de Dios. Y le llevó el diablo a un alto monte, y le mostró en un momento todos los reinos de la tierra. Y le dijo el diablo: A ti te daré toda esta potestad, y la gloria de ellos; porque a mí me ha sido entregada, y a quien quiero la doy. Si tú postrado me adorares, todos serán tuyos. Respondiendo Jesús, le dijo: Vete de mí, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás. Y le llevó a Jerusalén, y le puso sobre el pináculo del templo, y le dijo: Si eres Hijo de Dios, échate de aquí abajo; porque escrito está: A sus ángeles mandará acerca de ti, que te guarden; y, En las manos te sostendrán, Para que no tropieces con tu pie en piedra. Respondiendo Jesús, le dijo: Dicho está: No tentarás al Señor tu Dios. Y cuando el diablo hubo acabado toda tentación, se apartó de él por un tiempo.

[8]Ezequiel 36:25-27: Esparciré sobre vosotros agua limpia, y seréis limpiados de todas vuestras inmundicias; y de todos vuestros ídolos os limpiaré.  Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne. Y pondré dentro de vosotros mi Espíritu, y haré que andéis en mis estatutos, y guardéis mis preceptos, y los pongáis por obra.

[9]Hebreos 5:7-10: Y Cristo, en los días de su carne, ofreciendo ruegos y súplicas con gran clamor y lágrimas al que le podía librar de la muerte, fue oído a causa de su temor reverente. Y aunque era Hijo, por lo que padeció aprendió la obediencia; y habiendo sido perfeccionado, vino a ser autor de eterna salvación para todos los que le obedecen.

Temas relacionados:
| | | |

¿Te gustó? Compártelo en tus redes

También te puede interesar

La visitación de Dios

Pastor Cash Luna

Un canal de servicio empresarial provee una experiencia gratificante que brinda bienestar a quien lo recibe, de igual manera, entre el milagro que Dios hace y quien se beneficia está otra persona: un servidor lleno de compasión.

Dios de milagros

Pastor Cash Luna

La visión empresarial describe lo óptimo a lograr y servirá de inspiración para dar lo mejor rumbo a ese escenario, pero Dios revela la visión del futuro perfecto para cada persona desde antes de la fundación del mundo, en donde ya somos libres de enfermedades y pecados por la muerte y resurrección de Jesús.

Jesús dijo: Yo soy

Pastor Cash Luna

Los expertos afirman que al observar una perla valiosa puedes ver tu propio reflejo en ella, como en un espejo, entre más definido sea este reflejo, mejor el lustre de la perla; así vio Jesús la perla de gran precio que describe la Biblia, lo deslumbró aquella imagen y entregó su propia vida para salvarla y restaurarla hasta su estado perfecto y original.