La fidelidad de Dios cuando lo escuchas

La fidelidad de Dios cuando lo escuchas

La Palabra del Señor nos da ejemplos de mujeres excepcionales cuyas acciones podemos imitar. Una de ellas es Sara, quien empezó a experimentar una vida espiritual extraordinaria a partir de los 70 años. ¿Puedes imaginarlo? ¿Cuántas de nosotras quisiéramos esperar 70 años para ver el poder del Señor? Creo que ninguna, ¿o sí? Si cuando conocí a Jesús antes de los 15 años lo primero que pensé fue: “Pero ¡cómo no lo conocí antes!” Definitivamente, Sara debió tener cualidades extraordinarias que agradaran a Dios para que hoy, muchos años después, aún se hable de ella. ¡Ella es la madre de Israel! Su historia empezó con una promesa y terminó con victoria.[1]

Sara es fundadora de una familia muy especial. El Señor bendijo a sus descendientes y esa promesa está en nosotros hasta el día de hoy. Él quiere que en tu familia haya personas extraordinarias que le sirven a Él. Si nuestro Padre te ha llamado, puedes estar segura de que tus descendientes serán bendecidos. Sara no empezó una familia como cualquier otra, sino una nación entera, y quiere hacer cosas igual de grandes contigo.

A veces creemos que cuando somos obedientes y pacientes no siempre hay fruto, pero olvidamos que Dios lo prometió. Nuestras dudas se van cuando escuchamos su voz. La promesa del nacimiento de Isaac[2] le dio esperanza a Sara aun cuando ella empezó a hacer la voluntad del Señor siendo una anciana. ¿Has pensado en la promesa que te mantiene firme y decidida a pelear por tus batallas?

Dios nunca te dejará sola y desamparada. Nunca te dejará en la oscuridad. Sara fue entregada a Faraón, pero Dios sabía que no podría estar con nadie más porque era fiel con la promesa que tenía para ella, por eso la protegió y nunca la desamparó.[3] Por eso puedes estar segura de que Él nunca te defraudará, su fidelidad consiste en cumplir las promesas que ha hecho a tu vida, pero desea que seas constante, agradecida, que creas en la familia y en tu nación.

Te motivo a dar gracias por tu llamado de servicio, por tu familia, por tu iglesia, por las personas que te rodean y por tu país. Tu futuro será de paz y bendición porque nuestro Padre es fiel y para Él nada es imposible.


[1] Génesis 17:17-27: Entonces Abraham se postró sobre su rostro, y se rió, y dijo en su corazón: ¿A hombre de cien años ha de nacer hijo? ¿Y Sara, ya de noventa años, ha de concebir? Y dijo Abraham a Dios: Ojalá Ismael viva delante de ti. Respondió Dios: Ciertamente Sara tu mujer te dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Isaac; y confirmaré mi pacto con él como pacto perpetuo para sus descendientes después de él.

[2] Génesis 17:21: Mas yo estableceré mi pacto con Isaac, el que Sara te dará a luz por este tiempo el año que viene.

[3] Génesis 12:17-20: Mas Jehová hirió a Faraón y a su casa con grandes plagas, por causa de Sarai mujer de Abram. Entonces Faraón llamó a Abram, y le dijo: ¿Qué es esto que has hecho conmigo? ¿Por qué no me declaraste que era tu mujer? ¿Por qué dijiste: Es mi hermana, poniéndome en ocasión de tomarla para mí por mujer? Ahora, pues, he aquí tu mujer; tómala, y vete. Entonces Faraón dio orden a su gente acerca de Abram; y le acompañaron, y a su mujer, con todo lo que tenía.

Temas relacionados:
| | |

¿Te gustó? Compártelo en tus redes

mira la prédica en video

También te puede interesar

La fidelidad de Dios cuando lo escuchas

Pastora Sonia Luna

Nuestro Padre es fiel a sus promesas y nunca te desampara.

Supera tus límites II

Pastor Cash Luna

Tú tienes voluntad sobre tus propios pensamientos. La primera cosa que hay que vencer es el pensamiento, que te dice cuáles son tus limitaciones.

¿Cómo no te dará Dios?

Pastor Cash Luna

Si Dios ya te dio a su Hijo, no hay NADA que ahora no quiera darte. Sólo cree, pues la oración de fe es la que mueve a Dios.