Conéctate a nuestro servicio en vivo
Conéctate a Intercesión
Conéctate a nuestro Discipulado
La mezcla perfecta II

La mezcla perfecta II

31 de julio de 2007

Tiempo de lectura: < 1 minuto

 

La mezcla perfecta

Al inicio de un nuevo año, Casa de Dios lo recibe celebrando las victorias por Dios cocedidas,
el pasado 31 de diciembre del 2006, miembros y amigos se reunieron junto al equipo pastoral y los Pastores Cash y Sonia Luna para cerrar un año más de logros.

Con una comedia musical  (La mezcla perfecta) los actores y actrices nos llevaron a comprender que no hay mejor mezcla para alcanzar la felicidad y el éxito que no sea por Dios.  Entre personajes, canciones y risas aprendimos que debemos tener una vida balanceada.

Con un laboratorio  químico como escenario el Pastor José Antonio Putzu participó de la obra, llevando consigo las pruebas de lo que había sido un año con el resultado de la mezcla perfecta.

El Pastor Cash Luna, luego de un breve mensaje, en el que agradecía a Dios y cada persona que hizo posible alcanzar las metas,  llevó a los asistentes a reflexionar que en la mezcla perfecta siempre debe estar Dios de primero.

Mira  el video completo.

Temas relacionados:
| | | |

¿Te gustó? Compártelo en tus redes

También te puede interesar

Jesús sirvió con fe

Pastor Cash Luna

Saber oír, ver, entender y no olvidar lo bueno que se ha recibido en la vida es un regalo de Dios y eleva la fe de aquellos que no se quedan callados y expresan lo que creen sin rendirse ante los desafíos o sufrimientos de la vida.

¿Quién dices que es Jesús?

Pastor Cash Luna

En un mundo saturado de información luce la desinformación con voces falsas que procuran confundir el entorno y filtrar mentiras vestidas con aparente tono de verdad, pero lo único importante es oír la voz del Padre que viene para reafirmar la identidad de sus hijos, tal como sucedió con la misma identidad de Jesús sobre la tierra.

Servir, no ser servidos

Pastor Cash Luna

Muchas empresas han descubierto la calidad del servicio y dan la vida por alcanzarlo, se reinventan por ese objetivo. Jesús, como Rey, demuestra que un rasgo de grandeza está en la calidad del servicio, pues servir es el oficio de los reyes.