La mezcla perfecta

CONÓCENOS

 

 

Creo que es una noche para decir gracias. Gracias por el trabajo, por cada día, por cada mes, por la salud, por el trabajo, por la iglesia. No sé si Dios te ayudó a tener una promoción de trabajo para ganar un poco más o si te casaste este año, conociste al hombre o mujer de tu vida. Pero tenemos que terminarlo postrados ante El diciendo: “Tú eres el digno de recibirlas, Señor”. Dios nos va a dar coronas, pero el digno de tenerlas es El. Y estos ancianos se postraron ante El para darle la gloria.

Apocalipsis 5:11

Y miré, y oí la voz de muchos ángeles alrededor del trono, y de los seres vivientes, y de los ancianos; y su número era millones de millones, que decían a gran voz: El cordero que fue inmolado es digno de tomar el poder, las riquezas, la  sabiduría, la fortaleza, la gloria y la alabanza.

El es digno de tomarlo, pero se lo estaban dando todos los seres; quiere decir que Dios nos da a nosotros todo esto para que se lo demos a El. Dice que El es el digno de tomar el poder. Dios te va hacer poderoso, es digno de tomar la riqueza, es digno de tomar la sabiduría para que no te jactes en tu propia sabiduría, sino que digas: “Tú eres el digno de tomar esta sabiduría, fortaleza, gloria y alabanza”. Cuando te dicen un piropo porque has hecho bien las cosas, te están dando alabanza. Dice que estos seres le decían al Cordero: “Realmente el digno de tomarla eres tú”, porque todo lo que somos y tenemos es por El.

Entrégale a El todo lo que este año has recibido.

¿Te gustó? Compártelo en tus redes

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

31:10 Conference

Más de 3,700 mujeres nos acompañaron en nuestra conferencia anual especialmente organizada para ellas, dedicada a resaltar la fuerza y belleza que Dios ha depositado en cada una.

Metas o propósitos

Pastor Cash Luna

Las metas son transitorias; los propósitos son eternos. Las metas tú te las puedes fijar para unos meses, un año; el tiempo pasa, consigues la meta y ésta ahí se queda.

Altos y bajos momentos

Pastor Cash Luna

Dios te ama con tus aciertos y tus errores.