La navidad

CONÓCENOS

 

 

Una fiesta cultural

En estas fechas de fin de año, desde que tengo memoria, siempre se celebró la Navidad en mi casa, con la familia y con los amigos.   Mi madre solía colocar adornos llamativos con colores muy fuertes y además decoraba con una flor roja llamada pascua.  Agregaba en las mesas de la casa los dulces, chocolates y frutas secas para que toda persona pudiera comerlas en todo tiempo. Se organizaban de tal forma que se reunían  todos  los familiares posibles, aunque vivieran fuera de Retalhuleu o de la capital,  para cenar juntos el 24 de diciembre. Teníamos un gran árbol, al que llamábamos árbol de Navidad, adornado con muchas luces, bombas brillantes y adornos pequeños colgando.  Lo que más me agradaba era que abajo del árbol se hacía con pequeños muñecos y aserrín un establo donde había una mujer que se llamaba María y un hombre que se llamaba José, ambos aparecían siempre juntos viendo a un bebé entre ellos, quien era Jesús.   El acontecimiento consistía en que había nacido un niño que sería el Hijo de Dios, quien vendría al mundo  con un propósito bien definido.  Había otras cosas que eran  muy llamativas y esas cosas  eran unos  regalos. 

Cuando fui creciendo, le hice una pregunta a mi madre: “¿Estos me los trajo Santa Claus o Papá Noel?”.  Ustedes saben que él aparece en los dibujos animados en programas de televisión, es un hombre mayor con barba, que se viste de rojo y que siempre aparecía entre el árbol de Navidad poniendo regalos.  Mis padres contestaron de una forma muy amorosa que no, que él no podía traer algo, porque Santa Claus no existía y que los regalos eran comprados por ellos mismos.  En ese momento, supe que ellos como padres nos querían mucho y por eso nos daban regalos que nos hacían muy felices.  Pero no sólo lo hacían con la familia, sino también daban regalos a los amigos y familiares más cercanos.  Se ha  celebrado por muchos años  para compartir con la familia y para terminar el año dando gracias a Dios.   Esta celebración se llevó a cabo durante todos los años de mi niñez y en el tiempo que estuve  soltera.  Nunca tuve problemas serios en esas fechas como para reclamar o solicitar que nunca más se volviera a hacer esa celebración.    Si  pudo  haber sucedido en algún momento un problema, fue porque la familia se ponía muy alegre por beber licor o por tener diferencias entre ellos.  

¿Cómo celebras la Navidad? 

Primero que todo, debemos saber que en nuestro país, como en muchos de América Latina, esta celebración es generalizada.

Al ser considerada la Navidad como una fiesta cultural, cada pueblo le da su propio significado, adaptándola a las costumbres y tradiciones pagano-religiosas.   La Navidad se celebra actualmente por tradición, pero lo más importante sería celebrarla por convicción.

¿Cuál es el verdadero origen de la Navidad?

El Islam

Para los musulmanes, Jesús es un hombre que Dios escogió como profeta para guiar a la humanidad.

Consideran que Dios nunca podría adquirir la forma humana y convivir con los hombres.  Sin embargo, al pertenecer a una sociedad que practica esta celebración, respeta el pensamiento de cada persona. Según Laila Dassum,  Directora de Damas Musulmanas del Centro Islámico.

El Judaísmo

Dentro del calendario judío, no está incluida la celebración de la Navidad, así como tampoco incluyen celebraciones de otras religiones.  A pesar de existir diferencias, principalmente en el significado del nacimiento de Jesús, que es la base de la celebración de la Navidad, desde el punto de vista religioso, el dignificar y elevar el espíritu humano, a través del acercamiento a Dios, es aplaudido por el judaísmo, independientemente de la religión y costumbres en las que les ha tocado educarse y formarse a todos los seres humanos.  Según  el Rabino Mlynski.

El Budismo

China es un país mayoritariamente budista; a pesar de ello, debido a su apertura a la cultura occidental, hoy en día muchas personas celebran la Navidad, no con un sentido religioso, sino como una fiesta comercial que llama la atención, sobre todo la de los jóvenes.  La celebración de la Navidad en esta sociedad ya no es una fiesta religiosa, sino cultural.  Para los budistas, no existe una celebración unificada que esté relacionada directamente con la religión, como la Navidad. El budismo se basa en la concentración, y el festejo de la Navidad, tan comercializado, no es precisamente una actividad que produzca relajación y paz mental. Opina el agregado cultural de China, Kou Zegang.

El catolicismo

Para la fe católica, su atención se centra, más bien, en el misterio de Dios hecho hombre, cuya misión es salvar a la humanidad de sus pecados, no conmemora precisamente el nacimiento de Jesús en Belén, ni las circunstancias que rodean este hecho.  Dicha celebración se remota al siglo IV, cuando la iglesia “cristianizo” una fiesta pagana (que se celebraba el 25 de diciembre), para transformar la adoración del Sol hacia Cristo.  De ahí proviene esta conmemoración, que a través de los años, se le ha ido sumando tradiciones de diferentes culturas.  Las posadas, novenas y villancicos son costumbres de la comunidad que rodean a la celebración, pero no representan el verdadero significado de la Navidad.  Según el padre Franklin Aulestía de la parroquia Madre del Redentor.

 

¿A quièn festejas realmente?

 

Puede ser que el querer establecer una fecha del nacimiento de Jesús y celebrarlo como una fiesta importante no sea lo que el Señor dejó escrito, pero si sabemos que es Su voluntad encontrar todos los días a alguien como Maria, la madre de Jesús,  que con humildad pueda creer que Jesús es Dios y es su Salvador y que su corazón sea como ese sencillo pesebre donde Jesús fue recibido.

Entonces Maria dijo: Mi alma engrandece al Señor, y mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador.  Porque ha mirado la humilde condición de esta su sierva; pues he aquí, desde ahora en adelante todas las generaciones me tendrán por bienaventurada.  Lucas 1:46-48

Como cristianos podríamos en vez de ver esta fiesta como un obstáculo o como un distractor del enemigo para el cumplimiento de los planes de Dios, que podamos ver esta celebración como una oportunidad para predicar el evangelio, al Dios vivo, al Cristo que se humilló habiéndose hombre, que se despojó de su deidad por amor a nosotros para que a través de su muerte pudiéramos ser salvos.  Debemos aprovechar esta fecha que aunque para muchos malentendida, lo cierto es que de una manera u otra todos están de acuerdo que lo que se celebra  es el nacimiento de Jesús aunque no le “conozcan” y se puede dar a conocer..  Los presentes o regalos no son para quedar bien con alguien porque eso es lo que todos hacen sino es una forma de manifestar amor y honrar a una persona y muchas veces durante estas fiestas encontramos esa oportunidad para poderlo  hacer, eso está bien, pero debemos tener presente que la manifestación del amor de Dios y la predicación del evangelio, no es para practicarlo un día al año sino para todos los días, como forma de vida.

Es evidente que existen más curiosidades sobre la Navidad, pero espero que esta información haya servido para solucionar algunas dudas y para comprender que, en realidad, es una fusión de culturas y religiones.  Una fisión que toma los mejores sentimientos de los seres humanos y recuerda que, a pesar de nuestras diferencias, todos procedemos del mismo lugar y de una misma fuente.  Que tengas una Feliz Navidad y que haya paz en tu Hogar.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

¿Dónde están los demás?

Pastor Cash Luna

Muchas veces pedimos tan intensamente la sanidad, pero pocas agradecemos por ella. Cuando estamos en aprietos, clamamos y pedimos. La Biblia dice que le podemos pedir, pero también que debemos llegar con acción de gracias.

Manso y humilde de corazón

Pastor Cash Luna

Usted es un ser espiritual, a usted lo conocen en la tierra y en el cielo; de ustedes se habla en el cielo y en la tierra

Señor de la tierra II

Pastor Cash Luna

¡Acepta el reto y la bendición de conquistar y redimir la tierra!