Ordenando tus sentimientos

CONÓCENOS

He estado enseñando a cómo caminar en el poder de Dios pero también es importante que sepamos más acerca de lo que verdaderamente es el Reino de los Cielos.  Cuando caminamos en el poder de Dios y vemos milagros, sordos oír, mudos decir sus primeras palabras, paralíticos caminar, en la Cruzada de Matamoros vimos a una niña sanar de los riñones, tuvo problemas en la piel y durante años no había podido orinar por su propia cuenta, ella tampoco podía caminar, la llevaron en una tabla.

1 Corintios 4:20
Porque el reino de Dios no consiste en palabras, sino en poder.

Jesucristo nuestro Señor dijo en Lucas 11:20 Mas si por el dedo de Dios echo yo fuera los demonios, ciertamente el reino de Dios ha llegado a vosotros.  Quiere decir que uno reconoce el reino de los cielos porque hay un poder manifiesto, el poder del Espíritu Santo que sana, que libera, muchas de esas manifestaciones del poder de Dios no nos gustan, de repente el Señor toca con su poder a alguien y esta persona empieza a temblar, cae al piso bajo su poder y quisiéramos que eso no pase.  El primero que se escandalizó cuando vio eso fui yo, cuando vi por primera vez a la gente llena de gozo la gente empezó a decir “son demonios” yo me fui a orar y le dije al Señor “Señor la gente dice que son demonios” y el Señor fue muy claro conmigo y me dijo “Los demonios no pueden dar lo que no tienen”.  Un demonio no tiene gozo, vive oprimido, afligido y eso sí puede hacer un demonio no lo hace el Espíritu Santo, el Espíritu Santo libera, da alegría, da gozo, da paz.

Romanos 14:17
Porque el reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo.

De las tres cosas que expresa este versículo de lo que el reino de Dios es, dos tienen que ver con sentimientos, la paz y el gozo es un sentimiento y un sentimiento que debería brotar de la justicia de Dios, Dios es justo, yo les hablé del Dios de la “no igualdad” aunque como decía una persona: “Si en una intervención quirúrgica nos abren, por dentro, todos somos iguales”. En este sentido todos somos iguales.  La igualdad es lo menos justo que hay, si tú estudias más que otros en injusto que le den la misma nota que te dan a ti, si eres el goleador del equipo no es justo que te paguen igual que al resto del equipo, la igualdad se ha entendido de una manera equivocada, el Señor le entrego a uno 5 talentos, a otro 2, a otro 1, no le entregó lo mismo a los tres, entregó según su capacidad.  Tu mismo no procedes con igualdad muchas veces, si uno de tus hijos saca mejor nota y el otro pierde todas, tu no puedes comprarles el mismo regalo al final de año, puedes darle el mismo abrigo, la misma comida, el mismo beso, el mismo amor porque pronto el que está ganando todas las notas va a decir “entonces da igual perder”. 

Dios es justo, Dios es un Dios de recompensas, el sabe recompensar a los que hacen lo bueno, si habría igualdad entonces no habría un Tribunal donde habrá un juicio eterno donde se va a juzgar según las obras.  Es decir, si tú eres el que más vende en tu empresa, no pretendes ganar lo mismo que el que no vende nada, se supone que si eres el que más vende deberías ganar más.   Ahora ponte en el lugar del que paga, qué pasaría si el que no vende nada te pide ganar igual que el que vende de todo ¿Le pagarías igual?  No hemos querido entender que la justicia de Dios se ve en las recompensas de Dios, eso ya se los enseñé en una serie de varios domingos. 

La palabra de Dios dice que el reino de los cielos consiste en justicia (que ya se los he enseñado) pero también está el gozo y la paz del Señor, entonces, en el reino de los cielos no sólo se ve el poder para sanar o liberar a alguien, también se ve el gozo y la paz con el que la gente vive.   Muchas veces queremos que el poder de Dios sea manifiesto y lo vemos pero tú no estás siguiendo las reglas bíblicas para mantenerte en paz y en gozo en el Espíritu Santo, las cuales debes seguir.   El gozo o estos sentimientos pueden producir debilidad o fuerza, la Palabra de Dios dice que el gozo del Señor es nuestra fortaleza, entonces los sentimientos pueden terminar en algo que se vuelve en un rasgo de carácter de una persona, ustedes conocen personas que por todo se ponen tristes o deprimidas, eso ya es un rasgo de carácter de la persona, pero de dónde surgen estos rasgos, también hay personas que usted siempre ve alegres, gozosas, no importa cuan dura está la situación siempre están alegres. 

Cuando era corredor de seguros, recuerdo que entré muy contento a la oficina y cuando entro me dice una persona “Hola Cash, te veo muy contento, ¿cuánto has vendido?” y le dije “nada” y me dijo “¿Cómo que nada? ¿Y entonces por qué estás tan contento?” y yo le respondí “porque yo de primero estoy contento y después vendo, en cambio tu vendes para estar contento”.   Usted tiene que saber en dónde pone el sentimiento o que provoca un sentimiento.

En 1a Samuel 1 se narra la historia de Ana, una mujer estéril, muchos conocemos la historia, ella quería tener un hijo, ana al no tener un hijo se puso muy triste, tan triste que no comía, mire lo que los sentimientos pueden hacer, usted normalmente conoce cuando una mujer está profundamente enamorada porque pierde peso, sea por agradar al novio o porque la cortaron, esta mujer estaba triste, el marido le dijo “¿Porqué estás triste, no te soy yo mejor que un hijo” los maridos no pueden sustituir a un hijo, como un hijo no puede sustituir al marido, no los vuelva sustitutos en su hogar, la gente quiere volver sustitutos en el hogar, la mujer se enfoca en los hijos, ella se descuida y otra empieza a cuidar al marido, así es como empieza el adulterio, cuide al marido sin descuidar a sus hijos.    Entonces Elcana, esposo de Ana, le dice “come” y Ana como una mujer sumisa obedeció y comió y luego se fue a orar y estaba llorando y el sacerdote Elí la tomó por ebria y le dijo “ya digiere tu vino” y ella respondió “no estoy ebria, estoy afligida” pero oró y cuando le explicó al Sacerdote el le dijo en 1ª. Samuel 1:17   Ve en paz, y el Dios de Israel te otorgue la petición que le has hecho.   ¿Oró Elí por ella o sólo le dijo que Dios conceda la petición que has hecho tú? 

El que debe orar eres tu, Dios te escucha a ti, y yo hoy yo te voy a decir: “Que Dios te otorgue la petición que le hayas hecho y que no exista aflicción en tu vida”.   Debes aprender a orar.

1ª. Samuel 1:18
Y ella dijo: Halle tu sierva gracia delante de tus ojos. Y se fue la mujer por su camino, y comió, y no estuvo más triste.  

Pongan atención a un proceso que hoy vamos a romper en el nombre de Jesús, normalmente un proceso negativo empieza con un problema que afecta un pensamiento que influye en un sentimiento y desemboca en un comportamiento.  Esta mujer tenía un problema, era estéril, la otra mujer se burlaba de ella, el problema más la burla juntas en la mente de un individuo como Ana la deprimió, la puso triste y generó un comportamiento, se le fue el hambre, quiere decir que los problemas cuando uno no piensa correctamente y se deja influenciar por muchos, y generan sentimientos pueden afectarte físicamente también, entre broma y broma como la jovencita, que cuando termina con el novio baja o sube de peso, porque a otras les da por comer, así menos va a volver él, no te va a reconocer, genera un efecto en lo físico, acto seguido generó un comportamiento, una oración de tristeza más que una oración de gozo.  ¿Cuántos han entrado en un proceso como estos? Tienes un problema económico, no tienes trabajo este mes, has tenido por 20 años o por 10 años y por tres meses que tienes de no tener trabajo el mundo se te terminó y estás llorando bajo el techo que ya pagaste, estás manejando el carro que tienes, sin embargo vas llorando afligido porque estás pensando mal en medio del problema que te está afectando.

Cuando somos personas que nuestro pensamiento está dirigido por los problemas o circunstancias de la vida, no vamos a ser personas que rompan con ciclos, sino nos vamos a mantener en los ciclos que todo el mundo se mantiene, Ana tenía un problema, pero cuando Elí le dio la palabra y le dijo “Que Dios conceda la petición que le has hecho” se rompió.  Ahora ponga atención al segundo proceso, ¿qué hizo que Ana tuviera paz, gozo, comiera, se había arreglado el problema?

1 Samuel 1:19 19
Y levantándose de mañana, adoraron delante de Jehová, y volvieron y fueron a su casa en Ramá. Y Elcana se llegó a Ana su mujer, y Jehová se acordó de ella. 

Ellos adoraron delante del Señor, ella ya no está llorando, ahora tiene alabanza en su boca, Jehová se acordó de Ana por la palabra que Elí le dio, si ustedes pudieran oír la palabra de Dios con la fe que yo se las predico, ustedes tendrían sus sentimientos más ordenados, no andarían con la depre, la depre es pariente de algunos, ya algunos la visten, le dan de comer, la bañan, la atienden bien, es parte de la familia, ¿qué es eso? La Biblia dice que el gozo del Señor es nuestra fortaleza, entonces ¿la tristeza qué es? Si el gozo es fuerza, entonces la tristeza es debilidad.   ¿Cómo se salen de los problemas? ¿Con fuerza o con debilidad? Entonces ¿Se arregla primero el problema o el sentimiento? Se arregla primero EL SENTIMIENTO.

Ana primero arregló primero el sentimiento y luego quedó embarazada.  Todos los que quieran romper los ciclos de una manera divina, poderosa y que el reino de los cielos te traiga gozo y paz debes aprender que los sentimientos los dirigen LA PALABRA DE DIOS, no las circunstancias.   Las circunstancias se enfrentan con los sentimientos, si el gozo del Señor es mi fuerza y necesito fuerza para arreglar mi problema lo que necesito es el gozo del Señor, entonces con el sentimientos vas a atacar el problema y no dejes que el problema ataque tus sentimientos.   El reino de los cielos es justicia, paz y gozo. Debes cambiar las circunstancias con un buen sentimiento, el gozo del Señor es mi fuerza, no la solución a mis problemas.  Tengo gozo entonces tengo cómo resolver mi problema, por eso dice la palabra que Dios cambiará el luto en gozo y pondré óleo de alegría sobre su cabeza porque el gozo es nuestra fortaleza. 

Ana no resolvió primero el problema y después el sentimiento, Ana recibió una palabra que le cambió el sentimiento que le resolvió el problema, entonces cuando estás enfermo te dejas guiar por la enfermedad, entonces no sólo vas a estar enfermo sino también deprimido, entonces tendremos tres problemas, el físico, el almático y el mental, porque ahora estás pensando en cosas que no son ciertas y que primero Dios nunca van a pasar, eso le pasó a Elías, él dijo “sólo yo he quedado” ya había matado a 800 profetas de Baal,  entonces Jezabel  le manda un mensaje y le dice “mañana a esta hora te mato a ti” entonces Elías dice “mátame Señor, sólo yo quedé” que bueno que Dios no lo escuchó, se fue a esconder a una cueva, Dios llegó a la cueva, no se metió en ella, y le dijo “Sal de allí” muchos de ustedes quieren que Dios se meta donde están para sacarlos de allí y Dios dice “Sal tú de donde te metiste”  Que los mismos pies que te metieron allí sean los mismos que te saquen, tú te metes en problemas y quieres que te saquen cargado.

Nosotros tenemos que tener un sano proceso en nuestros sentimientos, número uno una palabra, puede más lo que te está pasando o la palabra de Dios, entonces tu sentimiento va a ser influenciado no por lo que te pasa, sino por la palabra de Dios, cuando estás enfermo y dices “por tu llaga fui curado” eso te genera un sentimiento de confianza, de seguridad, de paz.  Ana no podía tener hijos y si hubiera dejado de comer hubiera perdido su salud, ¿Qué hubiera pasado si Dios le da el hijo cuando tiene anemia por no haber comido?  Nunca se resuelve un problema metiéndote en otro, si ya tienes un problema, no dejes que el problema te traiga otro, no tienes dinero pero te endeudas, entonces ya tienes dos problemas.  Los problemas se resuelven identificándolos, teniendo una palabra de Dios que cambie mi manera de pensar, que cambia mi manera de sentir, que cambia mi manera de hacer las cosas y los resultados serán diferentes.   Todo cambió en Ana con una simple palabra de Elí, Elí le dijo “que Jehová te conceda lo que has pedido” eso fue todo, y yo sé que ustedes han estado orando “Que Dios les conceda lo que le han pedido, espero que estén pidiendo bien”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

El último día de su vida

Pastor Cash Luna

“Lo único seguro es la muerte. ¿Qué haría usted si supiera que hoy es el último día de su vida? ¿Qué le pasaría a su familia si hoy fuera su último día de vida?”

Cuando los problemas nos benefician

Pastor Edgar Marroquín

Las dificultades son una oportunidad de crecimiento y aprendizaje. Todo tiene solución cuando estás junto al Señor.

Supera tus límites

Pastor Cash Luna

Si Dios te llamara a su oficina, ¿de qué te hablaría? ¿Sabes que Dios es jefe también?