Conéctate a nuestro servicio en vivo
Conéctate a Intercesión
Conéctate a nuestro Discipulado
Navidad

Navidad

24 de diciembre de 2023

Tiempo de lectura: 4 minutos

El deseo y la iniciativa de Dios es vivir con nosotros.[1] Si Dios quisiera pasar sus vacaciones en la tierra, ¿las pasaría en tu casa? La verdad es que Dios sí quiere vivir en nuestra casa.

Las Escrituras enseñan que amemos a nuestros enemigos, que bendigamos a quienes nos maldicen, eso es un deber que nos dejó Jesús. Incluso, amar a quien no nos ama es un deber. Pero la admiración no es ningún deber. Admirable es la manera en que Jesús nos restaura, el modo en que nos provee, cómo nos sana y la forma en que nos ama. ¡Jesús es admirable en todo lo que hace en nuestra vida![2] 

Por lo general, uno aprende de alguien a quien admira y no de alguien a quien envidia. Si Jesús es Admirable también es Consejero. ¿Es Jesús consejero de tu casa? Cuando Jesús es Admirable puede ser nuestro Consejero en todas las áreas de la vida.

Para conocer a Jesús hay que ir a las Escrituras, verlo cada día con admiración y aprender de Él como consejero. Él es el Dios fuerte que te defiende, quien va a tu lado y pelea tu batalla, el Dios de los ejércitos, nuestro Padre eterno, Príncipe de paz, el Señor de señores y Rey de reyes.

Aquella noche la gloria de Dios visitó a la gente que estaba trabajando en los campos cercanos al lugar donde nació Jesús.[3] Lo que quiero decirte proféticamente es que la gloria de Dios va a visitar tu trabajo en este 2024. La gente que trabaja, que se desvela y se esfuerza, verá la gloria de Dios en medio de sus labores. Celebramos que Jesús vino a salvarnos. ¡Qué sean noticias de gran gozo para las personas que te rodean y necesitan a Jesús!

Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, un gran séquito de reyes de oriente llegan a Jerusalén y causan conmoción al mencionar que van para adorar al recién nacido Rey de los judíos.[4]   

¿De qué sirve ser un rey, si no se tiene la humildad para inclinarse delante del más grande? Ellos no podían esperar que Él tuviera un gran imperio, siendo niño llegaron a adorarle, porque la riqueza luce en la humildad. Ante tal caravana de los reyes de oriente, servidores, guardias, tesoros y camellos la reacción de Herodes fue de miedo. ¿Qué tanto miedo le tuvo al niño? Frente a la amenaza que suponía la asociación de otros reyes con un niño judío, podía venir la derrota del imperio romano. Por eso, la reacción fue ordenar que mataran a todos los niños.

En el mundo los gobiernos están cambiando mucho y algunos de ellos quieren eliminar a Dios de nuestras vidas, rechazan al Señor Jesús y a la iglesia. Pero la buena noticia es que Jesús sigue siendo Rey de reyes y Señor de señores y tiene reyes en todo el mundo que se van a postrar, lo van a adorar y toda lengua confesará que Jesús es el Señor. Aunque busquen sacar a Emanuel de las escuelas o las iglesias, Dios sigue con nosotros. ¡Nuestros niños van a ser protegidos por el Señor!

Aquellos grandes reyes necesitaron una estrella que los llevara a Jesús. Yo le pido a Dios que cada uno de nosotros sea la estrella de alguien más, que los guíe a nuestro Señor Jesús. Y que cada uno de nosotros enseñemos a otros a adorar al Rey. Somos la luz del mundo, luminares en medio de la oscuridad.

Que seas luz para aquellos que están en tinieblas, para alguien que no conoce el camino, que está buscando a Jesús y no sabe que es a Él a quien está buscando. Pero tú si sabes dónde está el pesebre. Ahora eres tú el que funciona como estrella. No temas hablarles a los reyes del día de hoy, a los empresarios, a los ricos, a los pobres, a quien sea, pues todos somos seres humanos necesitados. Dios quiere que brillemos, que seamos guías y mostremos el camino hacia Jesús a alguien más, ese es nuestro deber.


[1]Isaías 7:14: Por tanto, el Señor mismo os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel.

[2]Isaías 9:6: Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz.

[3]Lucas 2:8-11: Había pastores en la misma región, que velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre su rebaño. Y he aquí, se les presentó un ángel del Señor, y la gloria del Señor los rodeó de resplandor; y tuvieron gran temor. Pero el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo: que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO el Señor.

[4]Mateo 2:1-3: Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, vinieron del oriente a Jerusalén unos magos, diciendo: ¿Dónde está el rey de los judíos, que ha nacido? Porque su estrella hemos visto en el oriente, y venimos a adorarle. Oyendo esto, el rey Herodes se turbó, y toda Jerusalén con él.

[5]Mateo 2:9-10: Ellos, habiendo oído al rey, se fueron; y he aquí la estrella que habían visto en el oriente iba delante de ellos, hasta que llegando, se detuvo sobre donde estaba el niño. Y al ver la estrella, se regocijaron con muy grande gozo.

Temas relacionados:
| | | |

¿Te gustó? Compártelo en tus redes

También te puede interesar

Jesús sirvió con fe

Pastor Cash Luna

Saber oír, ver, entender y no olvidar lo bueno que se ha recibido en la vida es un regalo de Dios y eleva la fe de aquellos que no se quedan callados y expresan lo que creen sin rendirse ante los desafíos o sufrimientos de la vida.

¿Quién dices que es Jesús?

Pastor Cash Luna

En un mundo saturado de información luce la desinformación con voces falsas que procuran confundir el entorno y filtrar mentiras vestidas con aparente tono de verdad, pero lo único importante es oír la voz del Padre que viene para reafirmar la identidad de sus hijos, tal como sucedió con la misma identidad de Jesús sobre la tierra.

Servir, no ser servidos

Pastor Cash Luna

Muchas empresas han descubierto la calidad del servicio y dan la vida por alcanzarlo, se reinventan por ese objetivo. Jesús, como Rey, demuestra que un rasgo de grandeza está en la calidad del servicio, pues servir es el oficio de los reyes.