Casa de Dios una vez más en Elecciones presidenciales

CONÓCENOS

 

TSE reconoce labor cívica de voluntarios de Casa de Dios

En la segunda jornada democrática en la que los guatemaltecos ejercieron el poder de elegir, Casa de Dios se hizo presente una vez más por medio de 1,000 voluntarios distribuidos por turnos y en 25 distintos Centros de Votación.

Este trabajo desinteresado, al que fueron invitados los miembros, denota el fruto que la Palabra ha dado en la vida de estos entusiastas guatemaltecos, quienes no sólo ejercieron su deber ciudadano previo a presentarse a servir en los centros de Votación, sino que tomaron la decisión de ser protagonistas de esta jornada aportando su grano de arena para que el proceso democrático se fortalezca aún más.

Así mismo cabe resaltar que tanto la Primera como la Segunda vuelta de este proceso electoral escribieron un peldaño más de la historia de nuestra Guatemala, donde el pueblo dejó escrita su voz en las papeletas que hoy nos han dado a conocer el nombre del nuevo Presidente que regirá nuestros destinos durante los siguientes cuatro años.

Como cristianos guatemaltecos hemos tenido la oportunidad de aprender de la Biblia que nuestro papel es orar por nuestras autoridades, sabemos que es tiempo de  dejar las banderas partidistas y unirnos todos para orar por las autoridades electas, por nuestro país y sobre todo para que la Voluntad del Padre que está en los cielos se pueda ejecutar aquí en nuestro país, de esta forma haremos que el Reino de Dios se establezca en nuestra bella Guatemala y haremos realidad las múltiples profecías que hablan que seremos luz para las naciones.

TEMAS RELACIONADOS

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

El peligro de afanarnos

Pastor Cash Luna

Aprende a vivir sin estar turbado ni afanado. En quietud, el Señor te dará escrituras que te ayudarán a solucionar tus problemas

Oraciones poderosas.

Pastor Raúl Marroquín

Tu Padre quiere bendecirte. Acércate a Él con fe, humildad, arrepentimiento y alabanza.

Manos a la obra

Pastor José Putzu

Dios necesita de tus manos para entregar Sus bendiciones.