Cinco años de abrigar con amor al prójimo

CONÓCENOS

A través de la iniciativa “Abriguemos con amor”, Banco de Alimentos de Casa de Dios llevó cobijo y afecto a personas que durante la temporada de frío necesitan nuestra ayuda.

Banco de Alimentos, en colaboración con Fundación Viva Juntos por la Niñez, que desde hace nueve años desarrolla programas de apoyo con jóvenes y niños vulnerables de distintas áreas, seleccionaron los sectores de la ciudad donde se repartieron los donativos. Los primeros ponchitos se entregaron en el cementerio La Verbena donde se atendió a más de 150 personas. Recientemente, el 27 de noviembre, se atendió a más de 300 niños y jóvenes en el mercado La Terminal, el basurero de la zona 3 y algunas calles de la zona 7 capitalina, quienes recibieron una frazada y alimento.

“Recolectamos y compartimos ponchitos desde hace cinco años. Siempre los distribuimos a través de las fundaciones que apoyamos mensualmente con alimentos, pero este año decidimos ir a las calles para compartir con las personas que duermen en el suelo y se cubren con lo que encuentran. Además de cobijas, cooperamos con galletas, bebidas calientes y sopitas”, explicó la pastora Sonia Luna, quien junto al equipo pastoral de Casa de Dios ha estado presente en los recorridos.

Las siguientes semanas se llevarán a cabo más visitas en hospitales, cárceles y sectores de la calle donde se refugian personas sin hogar.

Recolección continúa

Con el objetivo de llegar a quienes más necesitan de nuestra ayuda, Casa de Dios extendió el llamado a la congregación y al público en general para recolectar frazadas los domingos en las instalaciones de Casa de Dios Fraijanes. Por cada pieza que se reciba, la iglesia donará otra. La recolección se prolongará hasta el 2 de diciembre, para continuar con las visitas durante las próximas semanas.

Si estás interesado en participar como voluntario, envía un correo a bancodealimentos@casadedios.org. 

Banco de Alimentos, un compromiso constante

Desde 2006, Banco de Alimentos de Casa de Dios ayuda a quienes ayudan. Colabora con alimentos mensuales que pone en la mesa de catorce instituciones que benefician a personas en diferentes áreas. Con el apoyo de la congregación, cada año, se han recolectado y distribuido más de 2 millones de tiempos de comida.

En 2018, colaboró activamente con las autoridades en la tragedia del Volcán de Fuego, a través de donaciones de alimentos, agua pura, insumos médicos, además de voluntarios y maestros para atender a los niños y a las familias en los albergues.

También ha colaborado mensualmente proveyendo víveres y artículos de primera necesidad a la Fundación Viva Juntos por la Niñez para que continúen con su admirable labor de llevar esperanza y amor a personas en situaciones vulnerables.

TEMAS RELACIONADOS

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Por qué no prosperamos a pesar del esfuerzo que hacemos

Eduardo Palacios

Hay cosas que Dios repudia y que nos obstruyen la prosperidad por mucho que nos esforcemos por conseguirla.

En mi debilidad, fuerte soy

Pastor Cash Luna

¡Permite que el poder de Dios repose sobre ti y recibe tu milagro!

Aunque te reprendan

Carlos Ortiz

Llama a Jesús, acércate, habla con Él y síguele para que Su misericordia te alcance y veas milagros en tu vida.