¡Nuestra primera feria del empleo fue un gran éxito!

CONÓCENOS

El pasado 26 de noviembre, Casa de Dios y Emprende realizaron la primera Feria del empleo, donde más de cien empresas ofrecieron oportunidades laborales a personas en busca de trabajo. El evento se celebró en las instalaciones de Casa de Dios Fraijanes y contó con la participación de más de 3,500 personas inscritas. 

Jesús valoraba a las personas que trabajaban arduamente. Lucas 5:5 dice: “Respondiendo, Simón dijo: Maestro, hemos estado trabajando toda la noche, y no hemos pescado nada, pero porque tú lo pides, echaré las redes”. Dios no solo espera que trabajemos duro, sino que lo hagamos en Su nombre para recibir aún más bendiciones de las que esperamos.

La feria contó con 1,500 plazas repartidas en distintas áreas profesionales y ayudó a muchas personas a solventar la falta de empleo que afecta nuestro país. Además se realizaron talleres sobre diversos temas, desde la presentación de un currículum hasta la forma correcta de desenvolverse con éxito en una entrevista de trabajo.

“Durante mucho tiempo he estado buscando una oportunidad laboral, así que decidí asistir a la feria porque un pariente mío que asiste a Casa de Dios me contó acerca de ella. Considero que este tipo de actividades son muy positivas porque apoyan a las personas que andamos buscando un sustento. Animo a otras iglesias a realizar actividades similares”, comentó Francisco Orellana, participante de la Feria del empleo, 

Deseamos que Dios bendiga cada uno de los empleos que fueron posibles gracias a la feria. Te invitamos a formar parte de las actividades que nuestra iglesia realiza para ti.

TEMAS RELACIONADOS

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Las tres P’s

Pastor Cash Luna

Ser positivo, esforzarnos en el presente, y tener en cuenta que todo es un proceso son elementos básicos para el éxito.

Por fe, no por vista

Pastor Cash Luna

No llores más, levántate, sigue tu camino, recupera el sentido de tu vida y permite que tu fe te lleve al
éxito.

Llaves y puertas

Pastor Cash Luna

Aprovecha la gracia y el favor que Dios te ha dado.