Conéctate a nuestro servicio en vivo
Conéctate a Intercesión
Conéctate a nuestro Discipulado

Legendarios conference

22 de junio de 2017

Tiempo de lectura: < 1 minuto

El 16 y 17 de junio, se realizó nuestra tercera conferencia anual para hombres El poder de la manada”. Durante esta actividad, especial para varones, se compartieron enseñanzas sobre conceptos y valores fundamentales que desafiaron su zona de confort. Cada plenaria, ministración, actividad, reto y exposición fue diseñada para dejar un mensaje y edificar a los asistentes en algo específico.

El pastor Cash Luna y el equipo pastoral de Casa de Dios, junto al pastor Robb Thompson (USA) y al profeta Rony Oliveira (Brasil) fueron los conferencistas a cargo de las enseñanzas.

Los asistentes disfrutaron de un increíble ambiente de camaradería al participar en diversas actividades como la carrera 5k con obstáculos; los torneos de pulsos, jalar la cuerda, push ups y squats; las competencias de comer picante, alitas y hot dogs; y la competencia de asados. Además, la noche del viernes, se dispuso un área para camping.

Más de 4,500 hombres nos acompañaron durante este fin de semana inolvidable reservado para buscar a Dios y Su sabiduría. Esperamos que puedas acompañarnos el próximo año, en Legendarios Conference 2018.

 

Temas relacionados:

¿Te gustó? Compártelo en tus redes

También te puede interesar

Del afán a la confianza

Pastor Cash Luna

La estafa es un engaño disfrazado de aparente verdad y está al acecho para quienes tienen riqueza y para quienes no la tienen; Jesús nos advierte que tengamos cuidado con el engaño de las riquezas y los afanes de este siglo, aprendamos de Su sabiduría.

El afán de este siglo

Pastor Cash Luna

Las personas pueden estar ansiosas al pensar en su futuro, algunas cosas son predictivas, pero no eliminan la incertidumbre, lo seguro es que Dios está en tu futuro y esa fe sí neutraliza el afán de este siglo.

La Palabra y los espinos

Pastor Juan Diego Luna

Al deseo apasionado por alcanzar bienes materiales o inmateriales se le conoce como afán. En esta prédica se expone cómo la fe en el poder de la Palabra de Dios, más nuestro esfuerzo, hará la diferencia para ser fructíferos y productivos para no caer en el engaño de las riquezas.