Los primeros pasos en Jesús

Los primeros pasos en Jesús

Cada domingo, durante los servicios dominicales que se realizan en Casa de Dios, parte del equipo se prepara para consolidar a las personas que aceptan a Jesús ya que les comparten mensajes importantes acerca de la decisión que tomaron y les comunican los próximos pasos a tomar.

Desde que alguien recibe a Jesús —y confiesa con su boca que Él es el Señor— se convierte en su hijo y recibe la salvación por fe. Además, cambia su naturaleza de pecado por una limpia y libre que solo Él otorga. “Muchas personas suelen preguntarse qué ganan al convertirse en hijos de Dios, y la respuesta es: el mejor de los regalos: la vida eterna, la seguridad de que al morir se irá a su presencia”, explicó el pastor Hugo López, miembro del equipo pastoral de Casa de Dios.

Sin importar la cantidad de personas que decidan transformar su vida entregándosela a Jesús cada domingo, el equipo de consolidación, que se dedica a darles seguimiento en su proceso, les hace entrega de un pequeño libro con instrucciones específicas sobre qué hacer luego de haber recibido a Jesús como único salvador, una hoja para que llenen sus datos personales y otra para sus peticiones de oración. Al siguiente domingo les entregan una Biblia y un documento con información relevante sobre cómo leerla.

“Cuando alguien le abre las puertas de su corazón a Jesús por primera vez hay fiesta en los cielos. Nuestro deseo es que luego de dar ese paso la persona continúe asistiendo a la iglesia, que empiece a leer la Biblia y que busque a Dios en oración”, expresó el pastor Cash Luna.

La Biblia

La Biblia brinda consejos prácticos que ayudan a cualquier persona a gozarse de una nueva vida con Jesús. Es por ello que leerla y estudiarla es vital para fortalecer la fe. “Habla de todo el plan que Dios tiene para la humanidad. Está conformada por 66 libros que se distribuyen en Antiguo y Nuevo Testamento. Es importante hacer de ella un objeto de estudio especial durante todas las etapas de la vida”, manifestó el pastor Hugo López.

En las reuniones de consolidación se enseñan tres formas de leerla: una lectura rápida —que consiste en leer por lo menos 4 capítulos diarios de algún libro, y donde se recomienda empezar con los Evangelios–; lectura coloreada —que invita a leer nuevamente algún libro pero subrayando o coloreando los versículos de mayor interés—; o lectura memorizada —que se basa en leer otra vez el libro deseado y escribir los versículos necesarios para luego memorizarlos—.

Además de leer diariamente la Biblia, también es fundamental hablar con otros sobre lo que Jesús hizo, orar en todo momento y asistir a la iglesia y a grupos de amistad.

Temas relacionados:
| | |

¿Te gustó? Compártelo en tus redes

También te puede interesar

El Reino del Padre

Pastor Cash Luna

Jesús tenía que trabajar en la vida y en el corazón de sus discípulos, porque era algo muy importante para que ellos por fin pudieran descubrir el poder que Dios tenía.

La satisfacción de cumplir promesas

Pastor José Putzu

Cuando hago un juramento me estoy ligando, estoy poniendo una cadena, algo que me enlaza, una obligación al alma

El poder de la Insensatez

Pastor Cash Luna

El pensamiento del prudente siempre va en función de que algo no le haga falta pero en la mente del imprudente siempre hay pensamientos de que nunca le hará falta nada