Más que una obra, un testimonio

CONÓCENOS

 

Una vez más se confirma la bendición que Casa Teatro significa, no solo para la congregación, sino para todas aquellas personas que tienen la oportunidad de presenciar estos espectáculos.

En esta ocasión, Fran Lepe incluyó en el reparto a personalidades del ámbito artístico guatemalteco, como Miss Tany, que tiene un lugar muy especial en los corazones de los niños, y Brenda González, quien día a día da vida al personaje de Valeria en el reconocido programa Nuestro Mundo por la Mañana.

Todo el reparto se conjugó en la obra denominada Pasión de Conexiones que ilustró la forma en que una madre intenta por sus medio mantenerse “conectada” a su familia pero diversos distractores (televisión, fama, Internet, teléfono y otros afanes del mundo) adoptados por los integrantes de la familia impiden que ella cumpla su anhelo hasta que encuentran el enchufe correcto en la Palabra de Dios.

Pero el final no sería tan impactante si la misma Valeria (Brenda González) no comparte su propio testimonio, y al abrir su corazón sus palabras y la obra cobra sentido: sólo Jesús es la mejor decisión no sólo para unir a las familias sino para que la vida cobre el verdadero sentido.

No cabe duda que Dios, quien anhela bendecir a sus hijos, ha inspirado una vez más a Fran Lepe para sus propósitos y ha permitido que se adhiera a la visión de Casa Teatro personajes dotados no solo de talento sino de testimonio.

¿Te gustó? Compártelo en tus redes

TEMAS RELACIONADOS

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Los milagros del día de reposo

Pastor Cash Luna

Siempre hay que estar donde Dios está haciendo algo. Asegúrese de estar donde Dios está, porque donde Él está pasan cosas, suceden cosas.

Hijo, no invitado

Pastor Cash Luna

No necesitas suerte, sino el favor de Dios sobre tu vida, porque eres Su hijo.

Lo que digas será hecho

Pastor Cash Luna

Los que llevan mucho fruto glorifican al Padre, y los que glorifican al Padre tienen de todo. Debemos dar fruto y tener acceso a la omnipotencia de Dios, a la fuerza que no tenemos, pero que El nos da.