Presenta a tus hijos y conságralos a Dios

CONÓCENOS

Todos hemos leído los milagros de Jesús y la sabiduría que compartía en sus mensajes, pero a veces olvidamos que Su conocimiento y temor de Dios empezó cuando aún era un niño. Lucas 2:46-49 nos cuenta que a los doce años le gustaba ir a la iglesia a aprender y dialogar sobre las enseñanzas de la Palabra. ¿Acaso no es esto lo que todo padre cristiano quisiera? Deseamos que nuestros hijos, desde pequeños, busquen conocer más de Dios, lean la Biblia, disfruten de tiempo en la iglesia, crezcan alejados de todo lo que los separa de Su voluntad, que en Sus manos se sientan protegidos, reciban bendición e inicien una vida consagrada a Él.

Y la pregunta que muchos se hacen es ¿A qué edad debo presentarlos? En la Biblia vemos el ejemplo de Samuel, quien fue presentado en el Templo desde los 40 días de vida; sin embargo, no hay una edad determinada para hacerlo. Lo importante es que ellos vivan el momento y recordarles que su vida le pertenece a Dios.

Para compartir en familia

La familia debe ser testigo de este momento, por eso es importante que todos juntos estén presentes. Casa de Dios celebra este acto tres veces al año y pronto se realizará la primera de ellas el sábado 17 de febrero a las 3:00 p.m. en el templo mayor de Pinula.

Inscripción

Los padres que deseen participar pueden inscribirse de distintas formas.

La actividad es gratuita. ¡No te pierdas la oportunidad de marcar el camino de tus hijos a una vida con Dios!

¿Te gustó? Compártelo en tus redes

TEMAS RELACIONADOS

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Permaneciendo en la vid

Pastor Raúl Marroquín

Unido al Señor recibirás todo el cuidado que necesitas para ser como uva que produce buen vino.

Noches de Gloria en Quito Ecuador

El Pastor Cash Luna junto al equipo de Noches de Gloria, visitarán la ciudad de Quito para realizar Noches de Gloria durante dos noches consecutivas.

El poder de las migajas

Pastor José Putzu

Aprecia cada pequeño detalle de la gracia de Dios en tu vida y estarás listo para recibir mucho más.