Un ministerio conforme al corazón de Dios

Un ministerio conforme al corazón de Dios

Promover la oración, intercesión y adoración como forma de relación íntima y de comunicación con Dios, al creer en sus promesas, ha sido la visión del Ministerio de intercesión de Casa de Dios desde hace más de 15 años. La pastora Sonia Luna fundó dicho ministerio tras reconocer la importancia de que tanto hombres como mujeres se pongan a la brecha delante de Dios, por su vida, su familia y en favor de su tierra.

“Estamos muy felices por todas las personas que a lo largo de estos años han tomado la decisión de volverse intercesores. En lo personal estoy completamente agradecida con el Señor porque cada vez somos más los que nos unimos para orar y creer por una mejor Guatemala, iglesia, sociedad y familia”, indicó la pastora Sonia Luna, directora del Ministerio de intercesión, quien junto a su equipo se ha dedicado a impartir enseñanzas bíblicas que permiten ejercitar la fe en distintas áreas de la vida.

A través del curso de intercesión que se imparte dos veces al año, el Ministerio de intercesión ha acreditado a alrededor de 6 mil personas como intercesores, de los que más de 3 mil trabajan de forma activa en fortalecer la oración, intercesión y adoración. Este curso se creó específicamente para quien desee conocer más de la Palabra y actuar de forma correcta por las necesidades y el bienestar del prójimo.

Además de las enseñanzas que dicho ministerio imparte cada año, realizan distintas actividades como seminarios, reuniones de adoración, vigilias, sesiones de consejería y orientación familiar, planes de intercesión con ayuno y caminatas, entre otros, para poner en práctica lo aprendido y fortalecer la fe de cada intercesor. De igual forma, todos los domingos, media hora antes de cada servicio, parte del equipo se reúne en el templo mayor para orar e interceder por las personas que lo necesiten.

“En el ministerio de intercesión promovemos la oración y adoración para formar una relación y comunicación íntima con Dios, confiando y creyendo que Él cumple sus promesas. De esta forma, todas las personas pueden colocarse en la brecha delante de Dios, declarando bienestar en su familia y nación”, explicó la pastora Sonia Luna y aseguró que la intercesión es uno de los pilares que ha sostenido a la iglesia a lo largo de tantos años de arduo trabajo.

Temas relacionados:
| | |

¿Te gustó? Compártelo en tus redes

También te puede interesar

La santidad en la familia

Pastor José Putzu

No le entregues tu fe a costumbres o creencias paganas. Nada ni nadie debe alejarte del Señor que te protege.

El Dios que me ve

Pastor Cash Luna

Dios mira y conoce cada íntimo pensamiento. El conoce lo que decimos en nuestro corazón. El sabe que la congoja nos ensordece y nos priva de escuchar y creer sus promesas. Por eso, confronta nuestros sentimientos, para que le creamos.

Mi familia para Cristo

Pastor Raúl Marroquín

Tú y tu casa deben amar y servir al Señor, para siempre.