Casa de Dios, nuestra casa

¡Compartamos el amor de Dios y la unción del Espíritu Santo!

Nacimos como congregación el 11 de septiembre de 1994.

La Iglesia inició con la reunión de tres familias amigas en la sala de la casa de una de ellas. Desde ese momento, el Señor habló diciendo que dicha iglesia no había nacido en el corazón de un hombre sino en el de Dios y que sería conocida, al igual que el Arca del Pacto, por las manifestaciones de Su presencia.

En 1995, nos trasladamos al salón de un hotel capitalino y luego, al auditórium de la Cámara de Industria. La tercera cede fue el lugar que cariñosamente llamábamos “La bodeguita”, un lugar ubicado en el bulevar Los Próceres de la zona 10, con capacidad para 550 sillas.

El 9 de septiembre de 2001, inauguramos el templo en San José Pinula, con capacidad para 3,500 sillas y un área de estacionamiento para más de mil automóviles.

En enero de 1999, se iniciamos con los grupos de Discipulado y los Encuentros; más tarde, con la Academia de Líderes. En abril de ese año, abrimos los primeros treinta y dos grupos de amistad. A inicio de 2013, organizábamos seis servicios cada fin de semana a los que asistían un promedio de 18 mil personas, muchas de ellas, integrantes de alguno de los 5 mil grupos de amistad.

El crecimiento sobrenatural que el Señor otorgó a Casa de Dios motivó la construcción de un nuevo templo con capacidad para 12 mil butacas y parqueo para 3,300 vehículos. Dicho templo se inauguró en abril de 2013.

Nuestra declaración de fe

  • Creemos en un solo Dios eterno.
  • Creemos en la trinidad de Dios: Padre, Hijo y Espíritu Santo.
  • Creemos que la Biblia fue inspirada por el Espíritu Santo y es Palabra viva de salvación.
  • Creemos en nuestro Señor Jesucristo como nuestro único, suficiente y personal Salvador, quien derramó Su sangre para el perdón de nuestros pecados y resucitó al tercer día.
  • Creemos que todo aquel que tiene fe en Jesús lo reconoce como el Hijo de Dios y lo recibe, tiene vida eterna y no se perderá.
  • Creemos en el poder del Espíritu Santo y en Sus dones.
  • Creemos en la unidad espiritual del Cuerpo de Cristo.
Compra Ensancha 16
Anuncio 2
Revista Intercesores