Ayuno e intercesión que transforma nuestra vida espiritual

CONÓCENOS

Iniciamos el año con un tiempo especial para acercanos a nuestro Padre. El ministerio de intercesión ha convocado a un tiempo para buscar a Dios por medio del ayuno e intercesión y ha organizado varias actividades que buscan llevarnos a mejorar la vida espiritual de todas las personas.

Hay buenas razones para buscar al Señor en ayuno y oración: tener intimidad con Él, meditar en su Palabra y su intervención en todas las áreas de nuestra vida. “El poder del ayuno está en la motivación y en la actitud. No es aguantar hambre ni mostrar que soy más santo porque ayuno, sino menguar para que el Espíritu Santo crezca y explore nuestra vida mientras nos va revelando en lo que debemos mejorar”, explicó la pastora Sonia Luna, quien dirige el ministerio de intersección.

Además, es importante entender que el ayuno va de la mano con la intercesión, lo que significa abogar o pedir por algo o alguien ante una persona o institución que tiene en sus manos la solución o respuesta a la petición que se le hace. Jesús es intercesor, “por lo cual puede también salvar perpetuamente a los que por él se acercan a Dios, viviendo siempre para interceder por ellos”, Hebreos 7:25.

“Dentro de este proceso se han organizado varias actividades para fortalecernos”, agrega la pastora Sonia. Por ejemplo, se llevará a cabo una caminata alrededor de las instalaciones de Casa de Dios Fraijanes, que tiene como objetivo orar, interceder y proclamar victoria en nuestra vida y hogar. Pueden participar todas las personas que deseen, el martes 5 de febrero.

Para culminar nuestro tiempo de ayuno, hemos planificado una vigilia de oración el viernes 8 de febrero, en el templo mayor de Casa de Dios Pinula, de 8:00 p.m. a 6:00 a.m. del día siguiente.

Curso de intecesión

Para las personas que deseen profundizar en la intecesión, el 26 de febrero iniciará el curso de intercesión en dos horarios: de 9:00 a 11:00 a.m. en el auditorio Caleb, y de 6:30 a 8:00 p.m. en el templo menor de Pinula.

La bendición personal viene cuando buscamos agradar al Padre, quien conoce muy bien nuestro corazón, así que anímate y aprovecha la oportunidad de ejercer control sobre tu cuerpo para fortalecer tu espíritu y que tu fe aumente.

Si deseas unirte en oración por nuestra nación, nuestras familias, nuestras finanzas y por cada una de nuestras necesidades, descarga el manual de los 21 días de ayuno en casadedios.org y forma parte del curso de intercesión.

Más información en intercesión@casadedios.org 

¿Te gustó? Compártelo en tus redes

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

No hay nada mejor en la vida

Pastor Edgar Marroquín

Aprende a disfrutar de lo que tienes. Tu relación con Dios, familia y trabajo son bendiciones que debes agradecer.

No es por vista

Pastor Cash Luna

Todos podemos ser héroes al vivir por fe. El pastor Cash Luna nos enseña que vale la confiar en Dios y en Sus promesas.

Restaurando el corazón de los hijos

Pastor Hugo López

La prosperidad de los hijos depende de los padres porque la relación tiene mucho que ver