Cada vez son más los intercesores de Casa de Dios

CONÓCENOS

El pasado 14 de mayo se llevó a cabo la primera graduación del año del curso de Intercesión, donde 250 personas recibieron la certificación que los acredita como intercesores. Ellos se suman a las más de 5 mil 500 personas que ya se han graduado de este curso.

“Estamos muy felices por los nuevos intercesores de Casa de Dios. En lo personal estoy completamente agradecida con el Señor porque cada vez somos más los que nos unimos para orar y creer por una mejor Guatemala, iglesia, sociedad y familia”, indicó la pastora Sonia Luna, directora del curso y del Ministerio de Intercesión, quien junto a su equipo imparte enseñanzas bíblicas que permiten ejercitar la fe en distintas áreas de la vida.

El curso de Intercesión, que se imparte dos veces al año, está abierto para quienes deseen conocer más de la Palabra y que declaren e intercedan por las necesidades y bienestar de otras personas, para que el resultado final sea la unidad y hermandad. En esta ocasión, además de las enseñanzas, se realizaron distintas actividades como seminarios, tiempo de adoración, vigilias y caminatas, entre otros, para poner en práctica lo aprendido y fortalecer la fe de cada estudiante.

Al finalizar el acto de graduación, la pastora Sonia Luna deseó a los recién graduados que “cuiden especialmente sus corazones porque de él mana la carga por el perdido, pues es el centro de comunicación donde Dios hablará y los guiará para hacer efectiva su intercesión”.

Ministerio de Intercesión

El Ministerio de Intercesión promueve la oración y adoración para formar una relación y comunicación íntima con Dios, confiando y creyendo que Él cumple sus promesas. De esta forma, todas las personas pueden colocarse en la brecha delante de Dios, declarando bienestar en su familia y su nación.

¿Te gustó? Compártelo en tus redes

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Media vigilia de oración por Guatemala

Media vigilia de oración por Guatemala.

¡Se viene Vendimia 2019!

En Vendimia 2019 podrás tomar la provisión que necesitas para lo que sigue en tu vida. ¡No te lo pierdas!

Los mejores regalos

Regala perdón, fidelidad, tiempo, ejemplo y respeto porque sólo dando es como recibes. No esperes recibir para dar.