Conéctate a nuestro servicio en vivo
Tu camino será abierto

Tu camino será abierto

01 de noviembre de 2020

Tiempo de lectura: 3 minutos

Hay tres elementos de construcción que siempre han llamado mi atención: las escaleras, los puentes y las puertas. Las escaleras porque conectan diferentes niveles, los puentes porque unen territorios y las puertas porque simbolizan entradas y salidas. De hecho, hay puertas que solo Dios puede abrir y cerrar.[1] Es probable que luego de este año tan convulso no tengamos las fuerzas necesarias para abrirlas, pero Él sí: solo debes confiar en Su Palabra y te usará como usa a los débiles para avergonzar a los fuertes y a los necios para avergonzar a los sabios.

Sin embargo, además de orar, también debes tocar la puerta, llamar, buscar, tomar medidas, actuar. No solo se trata de clamar, también hace falta tomar medidas, como Moisés cundo se encontraron de frente con el Mar Rojo.[2] Esto me hace ver que lo que clamamos a Dios, también debemos salir a buscarlo: desde un trabajo hasta una reconciliación familiar.

Sin embargo, tras cruzar el camino que Jehová les trazó en el Mar Rojo, el pueblo de Israel se encontró ante el desierto. Pero ¿cuál es camino se debe tomar en medio de un desierto? Dios es experto en trazar caminos en este tipo de situaciones[3] donde nos enfrentamos a muchos caminos y no sabemos cuál tomar. Nos hacemos preguntas como: “¿Ahora qué hago? ¿Estudio arquitectura o me paso a leyes? ¿Sigo con mi negocio o lo cierro para invertir en otra cosa? ¿Sigo trabajando en lo que ya sé hacer o busco otras opciones laborales?” Pero te aseguro que si permaneces en una vida de fe y oración Dios te revelará el camino y podrás identificar las grandes oportunidades que llegarán a tu vida porque lo que Él prometió, lo cumplirá; la obra que ha iniciado contigo, la culminará.[4] Te dará paz y te hará vivir confiado.[5] [6]

El orgullo nos roba la paz y nos trae frustración. Cuando sientas que no tienes paz, quizá sea momento de revisar tu corazón, cuánto orgullo hay en él. Además, ora y aprende a escuchar al Señor cuando te habla. Recuerda que no se trata de la gravedad de la situación, sino de quién está contigo.[7] Anticípate a cualquier probabilidad con una buena actitud y alégrate en el Dios de tu salvación.[8] Todo lo podemos en Él porque nos da las fuerzas para lograrlo. Él hace posible que haya salario para tu trabajo y esperanza para tu descendencia.[9]

No olvides que hay puertas que solo abre y cierra Dios. Te motivo a darle gracias tanto en la abundancia como en la escasez para que Él te revele el camino correcto y puedas vivir en paz.


[1] Apocalipsis 3:7-8: Escribe al ángel de la iglesia en Filadelfia: Esto dice el Santo, el Verdadero, el que tiene la llave de David, el que abre y ninguno cierra, y cierra y ninguno abre: Yo conozco tus obras; he aquí, he puesto delante de ti una puerta abierta, la cual nadie puede cerrar; porque aunque tienes poca fuerza, has guardado mi palabra, y no has negado mi nombre.

[2] Éxodo 14:15-16: Entonces Jehová dijo a Moisés: ¿Por qué clamas a mí? Di a los hijos de Israel que marchen. Y tú alza tu vara, y extiende tu mano sobre el mar, y divídelo, y entren los hijos de Israel por en medio del mar, en seco.

[3] Isaías 43:16-19: Así dice Jehová, el que abre camino en el mar, y senda en las aguas impetuosas; el que saca carro y caballo, ejército y fuerza; caen juntamente para no levantarse; fenecen, como pábilo quedan apagados. No os acordéis de las cosas pasadas, ni traigáis a memoria las cosas antiguas. He aquí que yo hago cosa nueva; pronto saldrá a luz; ¿no la conoceréis? Otra vez abriré camino en el desierto, y ríos en la soledad.

[4] Filipenses 1:6: Estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo.

[5] Salmos 4:7-8: Tú diste alegría a mi corazón mayor que la de ellos cuando abundaba su grano y su mosto. En paz me acostaré, y asimismo dormiré; porque solo tú, Jehová, me haces vivir confiado.

[6] Salmos 4:7-8 (PDT): Tú me has hecho sentirme más feliz que ellos en los momentos de las mejores cosechas. En completa paz me acuesto y me duermo, porque tú, SEÑOR, me haces vivir tranquilo.

[7] Josué 1:9: Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.

[8] Habacuc 3:17-18: Aunque la higuera no florezca, ni en las vides haya frutos, aunque falte el producto del olivo, y los labrados no den mantenimiento, y las ovejas sean quitadas de la majada, y no haya vacas en los corrales; con todo, yo me alegraré en Jehová, y me gozaré en el Dios de mi salvación.

[9] Jeremías 31:16-17: Así ha dicho Jehová: Reprime del llanto tu voz, y de las lágrimas tus ojos; porque salario hay para tu trabajo, dice Jehová, y volverán de la tierra del enemigo. Esperanza hay también para tu porvenir, dice Jehová, y los hijos volverán a su propia tierra.

Temas relacionados:
| | |

¿Te gustó? Compártelo en tus redes

También te puede interesar

Secretos de la fructificación

Pastor Rudy Gracia

Tu vida será un testimonio de la multiplicación por la comunión que tienes con Dios.

La generación profética

Pastor Rudy Gracia

Por más que nos ataquen, la verdad siempre saldrá a la luz.

Las tres P’s

Pastor Cash Luna

Ser positivo, esforzarnos en el presente, y tener en cuenta que todo es un proceso son elementos básicos para el éxito.